No hay edad para ser un judoka

Con su cinturón negro y 75 años, Juan no abandona el judo. Una pasión y un sentimiento que se refieren al «camino de la vida en el que uno mejora su carácter sintiéndose libre y respetado». No te pierdas sus movimientos y fortaleza sobre el tatami.


Comentarios