Ana Julia Quezada, en el banquillo

Aparentemente tranquila ha entrado en la sala en la que será juzgada en los próximos días por la muerte de Gabriel Cruz, el hijo de 8 años del que era su pareja


Comentarios