.

La guerra por la televisión bajo demanda

La fuerte irrupción en España de plataformas de suscripción como Netflix o HBO obliga a las telecos a replantearse su oferta audiovisual y a utilizar el fútbol como gran reclamo comercial