Juan Tábara: «Nos ponemos crema en la piel y nos olvidamos de los ojos »

LAURA LISET VALDÉS / S.F

YES

Una persona está más expuesta a las radiaciones en sus primeros 20 años de vida. Si los niños a edades tempranas no soportan las gafas de sol, al menos deben usar gorros o sombreros para evitar una sobreexposición

18 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

1¿Qué debemos tener en cuenta al comprar unas gafas de sol?

Si unas gafas tienen la etiqueta de la Comunidad Económica (CE) y la trazabilidad de dónde se han fabricado recibimos mayor garantía para saber si cumplen las normativas. Lo normal es que una gafa homologada no la encontremos en un bazar o un mercadillo. Aunque aparentemente todas parecen iguales no cumplen el mismo cometido.

2 ¿Si son más oscuras, más protección?

Son conceptos diferentes. Las gafas deben filtrar dos tipos de radiaciones: la infrarroja y ultravioleta no percibidas por nuestro ojo, y la radiación distinguida como luz visible. Esta última es la que nos obliga a usar lentes si el sol da muy fuerte. Sin embargo, la que más daño hace es la ultravioleta. Si compras unas gafas con las que estás más cómodo ante la claridad pero filtra toda la radiación ultravioleta causa aún más daño. Al entrar menos luz, el ojo dilata la pupila y recibe más radiación.

3 ¿Los ojos de color claro están más expuestos a la claridad?

Hay variaciones individuales en cada persona como ocurre con la piel. No obstante, las personas de ojos claros tienen más predisposición a problemas con el sol en general. A veces pensamos que no hay radiación porque está nublado y nos confiamos por la ausencia de esa luz visible, sin embargo, los rayos afectan igual. Igualmente, nos ponemos crema en la piel y nos olvidamos de los ojos.