La moda se pasa a las mascarillas

La necesidad hecha tendencia. Muchas marcas han convertido este complemento que protege la salud en una expresión de nosotros mismos, en una moda (casi) impuesta

Una opción: fabricar tu propia mascarilla. La marca neoyorquina Strada enseña 
a hacerlas  en su web.
Una opción: fabricar tu propia mascarilla. La marca neoyorquina Strada enseña a hacerlas en su web.

Es imposible separar la moda de los cambios sociales. Todos tenemos unos vaqueros en el armario, pero poco se reflexiona sobre cómo esta prenda que nació como indumentaria de trabajo en las minas se convirtió en símbolo de rebeldía. Ejemplos de cómo una necesidad dio origen a una tendencia hay muchos a lo largo de la historia. Y es posible que pase lo mismo en el 2020 con las mascarillas.

Collina Strada cree que las seguiremos usando mientras no haya vacunas. Este es uno de los modelos que diseña.
Collina Strada cree que las seguiremos usando mientras no haya vacunas. Este es uno de los modelos que diseña.

Collina Strada es la marca de la diseñadora Hillary Taymour con base en Nueva York que se sumó a la causa. Sus diseños con lazos y hechos con resto de telas de sus colecciones ponen un color de esperanza a la pandemia. Por cada mascarilla vendida donan otras cinco a los trabajadores sanitarios de Nueva York. «Pensé que era una forma de aportar mis habilidades a la pandemia», nos explica la marca, que ve un futuro próximo con mascarillas: «Mientras no haya vacuna la seguiremos usando». En su web sus diseños con lazos se venden por 100 dólares, pero explican en una nota que si se trata de una persona enferma pueden ponerse en contacto con ellos para enviarles otros modelos sin coste.

Moda solidaria.Gala Black empezó a confeccionar mascarillas para donarlas a la Cruz Roja. Entregó más de 2.500.
Moda solidaria.Gala Black empezó a confeccionar mascarillas para donarlas a la Cruz Roja. Entregó más de 2.500.

Gala Black es una marca española que vende y confecciona mascarillas con las mismas telas de los vestidos que diseña. Comenzó como una campaña para donarlas a la Cruz Roja. Fabricaron y entregaron más de 2.500 unidades. En su perfil de Instagram enseñan cómo colocarla: llevan un forro para que dentro se pueda introducir un filtro o una quirúrgica. Como Gala Black, muchas personas aportaron su granito de arena fabricando y donando mascarillas. 

A mano. Isabel Works trata de lanzar cada día un modelo nuevo. Para confeccionarlas se nutre de telas de una tienda de Ferrol.
A mano. Isabel Works trata de lanzar cada día un modelo nuevo. Para confeccionarlas se nutre de telas de una tienda de Ferrol.

En Galicia, Isabel Picos introdujo las mascarillas en su marca de bañadores y bikinis, Isabel Works. «Mi madre y mi padre me las pedían. Para mí coser me resulta fácil, en un día perfeccioné el patrón y al día siguiente las tenía hechas. Mi padre me fue dando recomendaciones, al principio costaba meter la quirúrgica dentro del forro, pero ahora ya lo tengo dominado». Las de algodón, explica, además de bonitas se pueden lavar a 60 grados y planchar a 110. Encuentra los tejidos en una tienda de Ferrol: "Es una forma de apoyar también al comercio local". Empezó hace cinco años con la marca, primero con tops de ganchillo: "Mi abuela me enseñó a ganchillarlos". Después pasó por la lencería hasta llegar a la moda de baño. Y ahora las mascarillas: "No sé cuánto tiempo va a durar, pero por ahora hay mucha gente que las está llevando por la calle". Una nueva tendencia nacida de la necesidad.

 WWW.DONKEYCOOL.ES

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La moda se pasa a las mascarillas