Ellos son los Greta Thunberg gallegos

YES

ÁNGEL MANSO

En este colegio los alumnos plantan sus verduras, cosechan hortalizas y comen los huevos de las gallinas que crían. Los conflictos en el patio han desaparecido y la integración en un barrio con un alto índice de inmigración fluye gracias a tener los pies en la tierra

16 dic 2019 . Actualizado a las 00:08 h.

Cuando suena el timbre no salen disparados a pelearse por una pelota. Los alumnos de este colegio público de A Coruña, San Pedro de Visma, hacen turnos para dar de comer a las gallinas, regar las coliflores o cavar una zanja. «Cal é o ambiente que respiras aquí? Verdade que non hai gritos?», pregunta el profe de Naturais en sexto de primaria y coordinador de dinamización de medio ambiente, Xulio Gallego. El maestro tiene razón. En un centro con 362 alumnos los recreos son un oasis en el que los escolares se relajan trabajando en la huerta, el espacio verde en el que han convertido el recinto. «Os conflitos no patio praticamente se reduciron a cero», presume el director, Juan Manuel Pérez Yáñez.

La transformación comenzó hace seis años. Implementaron actividades voluntarias y otras obligatorias a raíz de una acción sobre las meriendas saludables. Con los restos de las frutas hacían compost y los plásticos los compactaban. La iniciativa creció gracias al compromiso de los docentes y al soporte de la oenegé Ayuda en Acción.

Hoy tienen dos huertos diferenciados, uno con verduras de temporada, como brócoli, grelos o chícharos, y otro de aromáticas, con hierbaluisa, menta, chocolate o lavanda; un terrario donde reproducen un ecosistema de charca que les permite criar tritones, una especie protegida; un invernadero donde trabajan con semillas, y la estrella del patio, el gallinero. «Hai lista de espera para coidar as galiñas», bromea, muy en serio, el director del centro. «É moi bonito ver como os maiores lles din aos pequenos: ‘Os repolos son moi ricos’», dice con una sonrisa Xulio. «Os 30 minutos do recreo fanse curtos», asiente Fabián Canosa, otro maestro.