Ante todo mucho ante

El ante va camino de convertirse en la canción (fashionista) del verano. Faldas, vestidos, saharianas, chalecos, bolsos, botines... el ante lo cubre todo y casi casi relega al cuero y el «normcore» al fondo de los armarios


En ocasiones veo ante. Podría decirlo el niño, ya no tan niño, de El sexto sentido, o cualquiera que entre en una tienda de ropa estos días. La versión más suave y delicada de la piel regresa esta temporada reencarnada en faldas cortas con flecos, vestidos, camisas, shorts o abrigos. No hay espacio de la piel que no se pueda cubrir con esta segunda piel.

Los diseñadores italianos convirtieron el ante en la estrella de sus colecciones del 2015. Frida Giannini se despidió de Gucci con kimonos de ante con cinturón, acompañados de sutiles pañuelos al cuello. En Nueva York, Derek Lam homenajeó al material bohemio con total looks en colores lavanda en clave muy seventies. Ralph Lauren cambió el estilo ecuestre por el safari, con vestidos de tacto suave de color caqui. Y en París, la estrella del estilo más casual, Isabel Marant, nos creó la necesidad de tener en nuestros armarios un chaleco muy folk con flecos.

ADIÓS AL NORMCORE

Para la editora de moda Leandra Medine la fiebre del ante revela un síntoma: el normcore está al borde de la muerte, estilísticamente hablando. El material estrella de la primavera se mantiene en las colecciones para el próximo otoño y la analista de moda neoyorquina propone sustituir progresivamente el «antiestilo» (chanclas de piscina con calcetines, pantalones rotos, camisetas oversize de algodón?) por prendas más bohemias y hippies. En Coachella, el festival hippy chic por excelencia, se vio mucho ante durante el primer fin de semana de conciertos, y volveremos a verlo este fin de semana de cierre. En el desierto de California las caderas se mueven con minis con flecos y bolsos de serraje. Las reinas de la fiesta, Alessandra Ambrosio y Kendall Jenner, eligieron este tejido para bailar toda la noche: la primera con un micro top marrón de napa y shorts vaqueros y la hermana de Kardashian con un chaleco muy cowgirl. Todas ellas dictan qué vamos a lucir en los próximos meses, en nuestros «Coachellas» particulares, de Vilagarcía a Paredes de Coura.

EL «MUST»

La invasión de esta piel llega a todas las prendas en total looks, combinada con vestidos blancos o con vaquero. Uno de los must de la nueva colección es un abrigo con cinturón de Mango que voló antes del equinoccio. Aunque para must, la falda skater de ante con botones. Casi todas las grandes cadenas tienen una versión de la  prenda fetiche de la temporada. Me encanta la opción de Reformation, la marca más cool del momento. Muy mini, con los bajos redondeados como una flor. 

Por cierto, queda ideal con unas botas de ante. Las cazadoras camel de serraje, tipo western, sustituyen a las siempre bien recibidas biker o cazadoras perfecto. Y, como no, el ante también está presente en los complementos. En botines con flecos para que hagas el indio, y en bolsos tipo bandolera. En Asos hasta se han inventado un «cuello de ante», al estilo de las bufandas de pelo que se vendían en invierno. La top modelo Gigi Hadid ya lo tiene. Lo importante es que, ante todo, nadie se quede sin ante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Ante todo mucho ante