El radar de la salida de la autopista en Buenos Aires recauda 157.550 euros al año


Los errores al volante se pagan caro dentro de la ciudad y, también, al salir de ella. El radar fijo de la salida de la autopista AP-9V, a la altura de la avenida de Buenos Aires, en Teis, superó la recaudación de 157.550 euros por la imposición de multas a conductores por exceso de velocidad a lo largo de diez meses del 2017.

El de Vigo es el tercer cinemómetro más rentable que ha instalado la DGT en la provincia de Pontevedra. Solo le superan los de As Cernadas, en Valga, (con 168.850 euros) y el del cruce de Os Valos, en el punto limítrofe entre Redondela y Mos, factura más de 747.000 euros, lo que le convierte en el más productivo de los 32 radares fijos de Tráfico en Galicia. En diez meses, el detector, situado en el kilómetro 146,9 del tramo creciente de la carretera de Redondela a O Porriño, impuso 15.234 multas a supuestos infractores viarios. Está entre los 13 que más dinero recaudó de España. Cada conductor sancionado en Os Valos paga una media de 49 euros por superar el límite de 50 km/h antes de un cruce.

En el área metropolitana también destaca otro radar, el de la autovía A-52, en Folgoso-As Neves, que generó 32.000 euros entre enero y octubre del 2017. Otro importante es el situado en la A-55, en las curvas de Tameiga. En el 2016 cazó a más de 21.570 conductores. En su primer año llegó a imponer 49.314 multas. Por ese vial pasan al día cerca de 65.000 vehículos y un gran porcentaje son pesado.

El radar de Los Molinos, en la A-55 de Mos, con 5.360 denuncias en el 2016, redujo la gravedad de los siniestros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El radar de la salida de la autopista en Buenos Aires recauda 157.550 euros al año