La Xunta continúa cuestionando la calidad del agua en Vigo y su entorno

Caballero avisa al alcalde socialista de Ponte Caldelas por oponerse al trasvase: «que no cuente conmigo para nada»


vigo / la voz

La Xunta sigue aportando datos que cuestionan la calidad del agua de Vigo. Esgrime que ha mejorado, pero los índices de hierro siguen siendo altos, en Valadares y Sanjurjo Badía, con valores en torno a las 300 microgramos por litro de agua. En Redondela son mas altos, 476 en Quintela; en Moaña se alcanzan los 412; en Soutomaior, los 495 y en Salceda se han rozado el límite de lo permisible, con 565. A partir de los 600 microgramos las autoridades recomiendan no beberla.

El delegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, insistió ayer en la «falta de transparencia» del Ayuntamiento de Vigo en relación al agua, que en la ciudad «es de muy mala calidad, no cumple con los parámetros que exige Sanidade y está en el límite de la potabilidad». Así lo manifestó en una entrevista en la Radio Galega, donde denunció que el agua del grifo «sale turbia, no tiene el color que debe tener desde hace dos meses» y, pese a que «los análisis de Augas de Galicia y de Aqualia dicen que es de mala calidad», el Ayuntamiento «no está actuando» y «no está informando a la población».

La portavoz popular, Elena Muñoz, acusó a Caballero de «estar jugando con la salud de los vigueses, porque cuando un resultado no le interesa, lo oculta». Por ello exigió ayer al Concello los informes diarios que realiza Aqualia. Ya los pidió el lunes pasado y no se los han dado. Por eso los va a reclamar directamente a la concesionaria.

El alcalde replicó que Aqualia se las entregó a la Xunta por lo que las autoridades autonómicas están perfectamente informadas. No obstante, el PP presentó ayer otro escrito en el registro reclamando los análisis sobre el agua y las fuentes de Vigo del laboratorio municipal, un ente «que ha desmantelado este gobierno pero que, aún bajo mínimos, continúa trabajando».

Ataque al trasvase

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, menospreció las críticas del PP augurando su fracaso electoral y censuró las acciones en contra del trasvase promovidas por su homólogo de Ponte Caldelas, Andrés Díaz, que defiende las movilizaciones y el frente judicial en contra de la obra. Caballero avisa a Díaz, miembro destacado del PSOE que «no cuente conmigo para nada». El regidor vigués señala que enterrar una tubería provisional no tiene ningún impacto contra el medio ambiente. Por ello considera que oponerse a la obra es enfrentarse a todos los municipios del área que se nutren del agua del embalse de Eiras.

Caballero entiende que el regidor de Ponte Caldelas se enfadase en un primer momento cuando tuvo que enterarse por la prensa de la idea de hacer un trasvase. Pero una vez que le han explicado la obra desde la Xunta, el alcalde vigués piensa que no hay motivo para que su colega se oponga. En opinión de Caballero, la actuación para tender una tubería de seis kilómetros desde el río Verdugo al sistema de abastecimiento del Vigo y su área no se puede «parar de ningún modo», ni siquiera acudiendo los tribunales.

Caballero destaca que el paso de agua del río al sistema general se efectuará de manera puntual hasta que no se ejecute una infraestructura que garantice a largo plazo el abastecimiento de los nueve municipios que se nutren de los embalses de Eiras y Zamáns.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La Xunta continúa cuestionando la calidad del agua en Vigo y su entorno