Quejas en Ponteareas y Mondariz por el exceso de verdura en los colegios

Las familias denuncian que los menús están desequilibrados y carentes de proteínas para ahorrar costes


ponteareas / la voz

Mientras que en unos centros educativos suspiran por ver una zanahoria en el comedor, en otros el exceso de verdura ha llevado a los padres a quejarse por considerar que el menú está desequilibrado y que no resulta atractivo para los escolares. El Ramiro Sabell de Ponteareas es uno de los colegios que se encuentra en esta situación, tal como denunció Paula Blanco, una de las madres afectadas, en el programa Las Voces de tu ciudad, de Radio Voz, conducido por Bibiana Villaverde. «Estamos a favor de que les den verduras, pero les están convirtiendo casi en vegetarianos. Por ejemplo, hay menús en el que el primer plato es menestra de verduras y el segundo, canelones de atún con verduras, o también, menestra como primer plato y carne estofada con verduras de segundo», explicaba.

A su juicio y el de otros padres, es un poco excesivo porque incluye poca proteína. «Prácticamente es todo verduras y además se las presentan poco atractivas, cosas como brécol con aceite y ajada y no muy cocida. «¡Que les den verduras, pero no en exceso, que no les conviertan en vegetarianos! Creemos que se las dan porque son más baratas que un filete!», insiste Paula Blanco.

Asegura que intentaron hablar con la empresa de cátering que presta el servicio de comedor, Gallega de Alimentación Saludable, con el fin de que cambie alguno de los platos con menos aceptación, pero no lo han conseguido. La firma también eludió dar su opinión a este diario.

Los padres se han dirigido a los responsables de los comedores escolares de la Xunta con similar resultado.

El otro centro con el mismo problema es el colegio público de Mondariz, donde comen 248 alumnos. «Dan menús que no son propios para Galicia, como salmorejo y ensalada de garbanzos, dos platos fríos que no son precisamente los más adecuados y se repiten dos o tres veces al mes. Tiran mucho de ensaladas, verduras y frutas. Sospecho que es un problema económico, porque si la Xunta aporta 2,50 euros no puede ser gran cosa», comenta Mamen Santiso, tesorera de la asociación de padres del colegio. Lo más grave, a su juicio, es que la comida no resulta apetecible. «Pese a los esfuerzos de las cuidadoras, va todo a la basura, tiramos los cuartos, porque no se recicla. Lo ideal sería tener una cocina en el colegio. Hay bastantes casos de obesidad y muchos niños llegan a casa y piden comida porque tienen hambre, pero es más pesado comer un filete por la noche que a mediodía», apunta la madre del colegio de Mondariz. Recuerda que las quejas ya se iniciaron a principios de curso y que incluso el propio centro envió un informe a la empresa. Algunos padres han optado por sacar a sus hijos del comedor, algo que a juicio de las Anpas de ambos centros no puede suceder, ya que se trata de una medida muy importante para conciliar la vida familiar y laboral.

«La clave está en la variedad y en saber confeccionar el menú para lograr que guste»

Para el nutricionista experto en planificación de menús escolares Óscar Carballada, la alimentación debe ser equilibrada con una parte de verdura y otra proteica con carne o pescado. «Los niños tienen un problema con la verdura, el preparado es muy importante. Si es cocida no les gusta tanto como si es un salteado o con otra preparación; hay que introducirla poco a poco porque tienen una percepción distinta de los sabores y los olores, que como en el caso de la verdura son peculiares y les resulta complicado comerla», destaca el experto.

Reconoce que, aunque él se lo recomienda en verano para los adultos, en el caso de los niños darles un gazpacho no es lo más aconsejable por los sabores y las texturas. Además, cree que hay menús adecuados para verano e invierno. También está de acuerdo con los padres en que por dos euros y medio es complicado dar un menú que cubra las necesidades completas. «Cuanto mayor sea el valor nutricional del alimento más cubiertas tendrán las necesidades; se puede dar comida de cátering buena. A lo mejor el tema es el precio, como dicen las madres. Al final una alimentación que cubra las necesidades nutricionales es cara», explica.

En su opinión, la clave está en buscar la variedad y en saber confeccionar el menú para que guste. Cree que el desayuno es muy importante y que no se puede saldar con un vaso de leche y unas galletas o bollería, sino con algo mas contundente, como unas buenas tostadas con tomate, aceite y jamón. En la comida conviene incluir hidratos de carbono una o dos veces a la semana y promover el consumo de pescado. No hay problema en cenar un filete si los niños tienen actividad, concluye.

Otro centro atendido por la misma empresa fue modificando los menús

Donde no hay problema es en el otro colegio de Ponteareas que presta servicio la misma empresa de cátering, según comenta la concejala de Educación de Ponteareas, Cristina Fernández. «Al principio los padres alertaron de deficiencias en el menú, hicimos un seguimiento casi a diario, íbamos probando y poco a poco se fue modificando el menú a petición de los padres para que fuese más equilibrado. Contratamos a una empresa externa para que controlase si era adecuado», indica. En este caso, el colegio recibe también una ayuda del Concello, por lo que los padres creen que también puede influir en las mejoras. «Las administraciones somos responsables y tenemos que hacer seguimientos. Estuvimos con puertas abiertas de comedor varios días y se vio que funcionaba bien. Hicimos el seguimiento y la empresa respondió bien. Fuimos valorando una por una las quejas y aceptó las mejoras», apunta Cristina Fernández, quien añade que el servicio se está licitando otra vez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

Quejas en Ponteareas y Mondariz por el exceso de verdura en los colegios