El cámping de Baiona sustituye las cabañas ilegales por caravanas

Tras veinte años de litigios, los bungalós desaparecerán sin ser derribados


baiona / la voz

Tras veinte años de debate en sedes administrativas y judiciales, las cabañas de madera del cámping de Baiona que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia declaró ilegales en el 2005 por estar en espacio protegido desaparecerán por decisión unilateral de la propiedad. También, a pesar de que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Vigo obligó al Concello a tramitar la solicitud de legalización el año pasado.

El gerente de Cámping Baiona Playa, Pedro Gómez, aseguró ayer que la retirada progresiva de las cabañas no obedece a ningún imperativo legal, sino a que la propiedad ha decidido renovar instalaciones coincidiendo con su cuarenta aniversario. El trasiego de vehículos de transporte especiales con inmensas grúas desde primera hora de la mañana no pasó desapercibido en la villa.

El gerente explicó que las cabañas de madera se van a sustituir por caravanas bungalós como las diez que ya están desde ayer en el recinto. «Son totalmente móviles y han obtenido todas las autorizaciones sectoriales preceptivas, de acuerdo con lo exigido por la normativa urbanística y sectorial de aplicación», indicó Gómez. «Cuentan ya con los informes favorables del Servicio Provincial de Costas de Pontevedra, la Axencia de Turismo de Galicia y el Servizo de Conservación de Natureza», afirma. El 17 de enero se hizo una comunicación previa al Concello de Baiona «que derivó en título habilitante para su colocación en conformidad con la Ley del Suelo de Galicia del 2016».

El alcalde, Ángel Rodal, por su parte, se limitó a confirmar que «los servicios jurídicos del Concello está analizando toda la documentación».

El cámping aún no confirma cuándo se estrenarán las nuevas caravanas, «aunque será antes del verano seguro». Cada una tiene una capacidad para seis personas, con dos habitaciones y totalmente equipadas. Las caravanas jubilan a las polémicas cabañas que han resistido a la amenaza de la piqueta durante casi veinte años y que abandonan la foz del Miñor sin ver culminado el expediente de legalización ordenado por el juez al Concello de Baiona.

Es uno de los cámpings veteranos de Galicia. Se le otorgó la licencia para la instalación y apertura de un campamento turístico de primera clase en el año 1979.

El Concello de Baiona declaró ilegalizables los bungalós en el 2014, catorce años después de que se pusieran en el recinto, «por estar en suelo de protección de Costas y espacios naturales según el Plan Xeral de Ordenación Municipal». Pero la última decisión judicial, hace ahora justo un año, consideró que el pronunciamiento municipal no era suficiente para hacerlos desaparecer.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El cámping de Baiona sustituye las cabañas ilegales por caravanas