Una empresa viguesa fabrica un medidor de CO2 íntegramente gallego

Daniel Portela Otero

VIGO

Xavier Barra, socio fundador de Hermes Smart Control, junto a Manuel Graña, director técnico de la empresa
Xavier Barra, socio fundador de Hermes Smart Control, junto a Manuel Graña, director técnico de la empresa

Su carcasa, hecha de materiales reciclados, tiene forma de vieira para incidir en su origen

27 jul 2021 . Actualizado a las 12:25 h.

La mayor transmisión del covid-19 en lugares cerrados ha obligado a bares, restaurantes y otros establecimientos a implantar medidores de CO2, que controlan si el espacio está o no ventilado. Ahora una empresa instalada en Nigrán, Hermes Smart Control, asegura ser la primera en fabricar uno íntegramente en Galicia, sin componentes procedentes del extranjero. Así justifican su precio de 200 euros. A diferencia de la mayoría, este aparato utiliza un sensor infrarrojo no dispersivo para medir la concentración del gas, más preciso que el de otros medidores a la venta en el mercado. Manuel Rañal, director técnico, subraya como distintivo del Qair, así se llama, su identidad local dentro de un mercado predominantemente chino. Por eso su carcasa, hecha de plásticos reciclados, tiene forma de vieira, que recuerda automáticamente al Camino de Santiago.

Su funcionamiento es intuitivo. Si el espacio está mal ventilado, es decir, se supera el límite de 800 partes por millón marcado por el CSIC, la flecha marcará la franja roja de la pantalla. Este medidor indica, además, el nivel de humedad y la temperatura del lugar.

El Qair, ya utilizado en la Zona Franca de Vigo, está a empezando a integrarse en el mercado. La empresa ha cerrado un acuerdo con el ayuntamiento de Baiona, que lo empleará para zonas comunes e instituciones públicas. Mientras, está en negociaciones con otros municipios como Vigo, Nigrán o Gondomar, además de establecimientos privados como algunas cadenas de restaurantes. Ya piensan en exportarlo a otros municipios españoles, especialmente a lugares turísticos.