Comienza a andar la caja del sur de Galicia

HEMEROTECA | Las asambleas generales de Caixavigo, Caixaourense y Caixapontevedra aprobaban a finales de junio de 1999 la «ejemplar» fusión en una misma entidad que acabaría llamándose Caixanova


vigo / la voz

Las asambleas generales de Caixavigo, Caixa Ourense y Caixa de Pontevedra aprobaban el 29 de junio de 1999, tras superar grandes dificultades, el proyecto para integrarse en una sola entidad y crear el segundo grupo financiero con sede en la comunidad gallega y una de las diez primeras entidades de ahorros españolas en cuanto a beneficios, tal como se explicaba entonces.

Tras el visto bueno dado aquel día por los órganos supremos, la nueva caja tendría que comunicar oficialmente su decisión a la Consellería de Economía, que debería autorizar formalmente la unión. Asimismo, el 2 de agosto, la fusión de Vigo y Ourense sería inscrita en el Registro Mercantil. A partir de ese momento quedaría convocada la asamblea transitoria y demás órganos de gobierno correspondientes a la primera fase, que se constituirían el 26 de agosto, según las previsiones avanzadas por el director general de la nueva caja.

Decía Julio Fernández Gayoso que en junio del año 2000 se iniciaría la segunda fase, con la incorporación a la fusión física de Caixa de Pontevedra. Se constituiría entonces una nueva asamblea general transitoria, un consejo de administración y una comisión de control, con representantes procedentes de las tres cajas. Esta situación se mantendría durante dos años hasta que, en junio del 2002 ,se convocasen elecciones y quedasen constituidos los órganos definitivos de la Caixa de Vigo, Ourense y Pontevedra.

La nueva entidad se situaría, con datos a 31 de diciembre de 1998 e incluyendo al Banco Gallego -participado al 50 % por Caixavigo-, entre las diez primeras de España por beneficio (12.180 millones de pesetas o 73 millones de euros) y entre las trece primeras por volumen de activos (1,07 billones de pesetas). Asimismo, se convertía en el segundo grupo financiero con sede en Galicia, solo superado por Caixa Galicia, pero ya por delante del Banco Pastor.

Ejemplo de fusión

El director general de Caixavigo, Julio Fernández Gayoso, manifestaba ese mismo 29 de junio de 1999 que el proceso iniciado «es un ejemplo» para muchas y posteriores fusiones del panorama financiero español. Gayoso subrayaba que el camino emprendido por las tres entidades se había hecho a «una gran velocidad», aspecto que, a su juicio, era un exponente de la importancia de la integración y de su necesidad. Gayoso se refirió al tópico «es una caja para el siglo XXI», aunque matizó que «no digo esto como una frase de siempre, sino que es verdad». El director general de la entidad viguesa destacó que, en conjunto, la nueva caja sería un hito histórico en Galicia y en España, ya que, según dijo, «hay muy pocas cajas en España que posean un banco (Banco Gallego), como nosotros». Respecto a Caixavigo, el ejecutivo afirmó que la fusión llegaba en el mejor momento de la entidad financiera.

El 20 de julio del 2000 se desarrollaba la primera reunión del consejo de administración de la nueva caja. Caixanova nacía liderada por Vigo. No solo porque la ciudad albergaba la sede central y Julio Fernández Gayoso se mantenía como director general de la nueva entidad financiera, sino también porque el núcleo duro de la misma procedía del equipo de Caixavigo. Así, cinco de los siete subdirectores generales y 18 de los 35 miembros del consejo de administración correspondían a la ciudad olívica.

El 29 de noviembre del 2010 se cerraba el proceso de fusión de las cajas gallegas. Catorce meses desde el primer encuentro se firmaban las escrituras de la nueva caja en plena crisis económica. Aquella fusión de Caixa Galicia y Caixanova se llamaría Novacaixagalicia. El director general de la entidad, José Luis Pego, presentaba el 1 de diciembre del 2010 el logotipo identificativo, que minutos después lucía en ocho oficinas de toda Galicia. La imagen, simbolizada en dos velas de barco con los colores azul y verde, se extendió rápidamente al resto de las sucursales. Ese mismo día, los clientes de Caixa Galicia y Caixanova podían realizar operaciones sencillas de la nueva entidad en las oficinas de ambas cajas.

En los siguientes meses, Novacaixagalicia inicia un proceso de transformación en banco, que culminaría con la nacionalización y, dos años más tarde, en la absorción con la marca comercial Abanca.

Se cerraba de esta forma un historia de más de 130 años. La Caja de Ahorros y Monte de Piedad Municipal de Vigo había nacido en 1880. Había nacido bajo la garantía del Concello de Vigo, y fue vital en el crecimiento económico de la ciudad. Por su parte, Caixa Galicia fue el fruto de la fusión entre la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de A Coruña y la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Ferrol.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Comienza a andar la caja del sur de Galicia