Los despachos salvan al Vigo

La creación de una liga de filiales evita el descenso de los vigueses


VIGO / LA VOZ

Se suele decir que a la tercera va la vencida y el caso del Vigo Rugby es un ejemplo. Tras verse descendido a la liga regional y caer ante el Gaztedi en un play-out por la permanencia que pudieron jugar cuando no contaban con tener esa oportunidad, los vigueses eluden el descenso en los despachos. Los de Adrián Lago seguirán siendo equipo de División de Honor B por la creación de una liga de filiales aprobada por la asamblea de la Federación Española de Rugby. Esta nueva competición consiste en agrupar jugadores sub-23 en las segundas unidades de los equipos que disputan División de Honor. Por ello, los filiales no jugarán Segunda División, dejando el Valladolid Rugby B y El Salvador, conjunto también vallisoletano, dos puestos libres en el grupo A.

La primera plaza libre la ocupará el Vigo Rugby por haber sido el último equipo en descender. El presidente, Xoán Martínez, comenta cómo ha sido la vuelta de su equipo a División Honor B desde los despachos, además del criterio de decisión para la plaza restante: «Quedaron dos puestos vacantes y nosotros fuimos el último club en descender por una promoción, por lo que nos correspondía ocupar esa plaza vacante. El otro lugar se decidirá activando una promoción de dos partidos».

El máximo dirigente del Vigo Rugby estaba al tanto de dicha reestructuración de la categoría de plata, pero desconocía que se fuera a formalizar en apenas una semana, lo que ha variado la planificación de los equipos implicados. «Seguimos desde el inicio la creación de esta liga. El problema es que fue presentada esta última semana. Así es muy difícil hacer una planificación», declara. Desde el club se afirma que la División de Honor B es la competición que les corresponde pese a encadenar malos resultados a principio y final de temporada. «Nuestro objetivo es seguir estando en Segunda de una forma más consolidada», comenta Xoán.

Aunque la Federación Española de Rugby no se lo haya notificado de manera oficial, Xoán Martínez espera que la decisión sea pública a lo largo de esta semana. El presidente del club vigués aboga por la cautela ya que la noticia no está cerrada por completo: «Actualmente hay mucha información, pero nada oficial. Desde Madrid dicen que está hecho al 99,9% pero necesitamos que se haga oficial».

Mientras tanto, en el plano deportivo los vigueses mantienen el grueso del equipo e incorporarán jugadores que ayuden a no pasar apuros como los dos años anteriores. «Va a seguir con la columna vertebral que teníamos. Como grupo estamos contentos, pero somos conscientes de que tenemos que mejorar internamente y reforzarnos. Hemos entablado conversaciones con distintos jugadores», afirma el presidente. Además, todavía sigue existiendo la duda sobre el banquillo, Adrián Lago continuará en Vigo pero no se sabe cuál será su papel: «Tenemos la certeza de que va a continuar con nosotros, así nos lo transmitió. No sabemos si vendrá un entrenador más para ayudar o si cogerá la responsabilidad Adrián con otros compañeros del club».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los despachos salvan al Vigo