Las víctimas de Chandebrito murieron al caerles un pino ardiendo encima de la furgoneta

VIGO

Jorge Lamas

Angelina Otero y Maximina Iglesias habían quedado como cada domingo para jugar a las cartas

16 oct 2017 . Actualizado a las 12:55 h.

Angelina Otero y Maximina Iglesias, de 78 y 86 años de edad, son las dos víctimas mortales con las que se ha saldado el incendio que ayer afectó a la parroquia de Chandebrito.

Como cada domingo, ambas habían quedado para jugar a las cartas en casa de la primera. El incendio adquirió unas proporciones gigantescas. Había peligro real para la integridad de los vecinos y la Policía Nacional acudió para evacuar la parroquia. Las dos mujeres se subieron en el coche de otra vecina y tomaron la salida en dirección a Camos. No llegaron a salir de la parroquia. Un pino cayó sobre el vehículo. La conductora pudo salir con gran dificultad del coche y escapar del fuego, pero sufrió quemaduras en una pierna. Las dos mujeres mayores no pudieron escapar y murieron abrasadas.

Los cuerpos calcinados han permanecido dentro del vehículo toda la noche por la imposibilidad de acceder al mismo debido a la voracidad de las llamas. No ha sido hasta pasadas las diez de la mañana de hoy cuando la Guardia Civil ha podido llevar a cabo el levantamiento de los cadáveres. Las imágenes del vehículo calcinado son dantescas.