La Guardia Civil halló a los cinco ancianos de la residencia de Pazos en un edificio anexo

La Voz PAZOS DE BORBÉN / LA VOZ

VIGO

La directora del centro niega que estuviesen escondidos

24 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La Guardia Civil encontró a cinco ancianos escondidos en un anexo de la residencia Mi Casa durante una inspección de la Consellería de Política Social, según explicó un portavoz del instituto armado. Los agentes fueron llamados «después de que la directora del centro no permitiese a la inspectora ver a los ancianos», según la misma fuente.

La directora del centro, la presidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Pontevedra, Lucía Pedroso, niega que los ancianos estuviesen escondidos. Asegura que estaban comiendo junto al resto de residentes. «Tanta preocupación por los ancianos, cuando lo único que quieren es que dimita al frente de la asociación», asegura. Se refiere a la denuncia pública de la CIG, que también ha amenazado con llevar al geriátrico a los tribunales

La directora sí reconoció la sobreocupación. A pesar de que el centro únicamente tiene licencia para 58 plazas, en ese momento tenía a 63 pacientes. «Estoy convencida de que casi todas las residencias tienen sobreocupación», se defiende Pedroso.

En perfecto estado

En un comunicado, la Confederación Intersindical de Galicia acusó al centro de tener a esos cinco ancianos durante cuatro horas encerradas en un galpón y que previamente habían estado ocultas en una lavandería ante la visita de la inspectora de la Xunta. Según la Guardia Civil, los mayores se encontraban en perfecto estado y estaban acompañados por un cuidador cuando los agentes accedieron a las dependencias.

Por su parte, la Consellería de Política Social está investigando los hechos. Asegura que se actuará en función de las anomalías detectadas, aunque no aclara si los ancianos se encontraban escondidos a su llegada.