Patada a la pionera del bobsleigh

Bárbara Iglesias, fuera del mundial tras conseguir plaza para España


Vigo

Fue pionera en el bobsleigh español y se había ganado el derecho a serlo también en un mundial de la disciplina. La arcadense Bárbara Iglesias supo en julio que, junto con su compañera Eva Fernández, había logrado una plaza para una competición en la que España nunca antes había estado representada. Y el país sí lo estará en la cita del próximo febrero, pero finalmente será la joven deportista la que se quede fuera de la cita por una decisión a la que no encuentra explicación.

Iglesias lleva practicando bobsleigh desde hace cuatro años, justo cuando empezó el proyecto de la Federación para este deporte de invierno. El pasado noviembre su compañera y ella acudieron a unas pruebas de selección que también realizó una tercera persona, pero ninguna de las tres estará en la esperada cita. Se ha formado un equipo paralelo de acuerdo con «los mejores criterios deportivos», según le ha transmitido a Iglesias el seleccionador. Pero ella desconoce cuáles son.

No se le comunicó el resultado de las pruebas y, cuando insistía para conocer detalles de fechas tanto de la preparación como de la propia competición, recibía largas. «Lo último que pensé es que fueran a meter a otras personas en nuestro lugar. Y de ser así, qué menos que comunicármelo y al menos darme las gracias por cuatro años sin vacaciones, poniendo dinero de mi bolsillo que no me han devuelto y entregada por completo a este proyecto».

Bárbara no oculta su decepción. «Te dicen que luches por tus sueños y al final te dan una patada», lamenta. Para hacer las pruebas tuvo que pedir un día en su trabajo y costearse el viaje. Como tantas veces antes. «Cuando no había dinero y nadie apostaba por esto, entonces sí que les interesaba que yo estuviera ahí. Ahora que la Federación se implica a nivel económico sobran candidatas. Es surrealista lo que está pasando», sentencia.

Bárbara no conoce al detalle las capacidades de las deportistas que finalmente acudirán. Pero tiene claro que no acudieron a unas pruebas convocadas para cubrir esas vacantes y pide respeto. «No es serio actuar así, me parece un auténtico cachondeo. Igual van y lo hacen mucho mejor que yo, pero no es manera de tratar a alguien que ha dado tanto por llegar hasta ahí».

Siente que la han «eliminado completamente» y ya no tiene esperanzas de volver al equipo. «Nosotras estuvimos cuatro años con un bobsleigh viejo, del año 92, que se rompía continuamente. Pero era lo que había e intentábamos sacarle el máximo partido. Ahora que hay dinero han comprado uno nuevo y son otros los que lo están aprovechando. Me duele muchísimo que esté ocurriendo todo esto».

Insiste la arcadense en que en cuanto ha habido posibilidades económicas para este deporte, ella ha dejado de interesar. Nunca se ha sentido apoyada y cuenta detalles como que desde la Federación han llegado a equivocarse a la hora de indicarle la fecha de una competición. «Se han reído de mí en mi cara. La plaza la conseguimos nosotras. Yo soy piloto y tengo experiencia. Por mucho que otra persona haya ido a una escuela, la práctica es otra cosa», subraya. Y lo explica con una comparación: «Es como si me ponen a mí a jugar en Primera División de fútbol y además en algo tan milimétrico como el bobsleigh, que tienes que conocer cada punto».

La palabra que mejor define lo que está experimentando es desencanto. «No sabría decirte cómo me siento. Te dicen que te esfuerces por tus sueños y al final no sirve de nada. He estado desde el principio y me quedo con la sensación de que no se valora nada de lo que hecho».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Patada a la pionera del bobsleigh