Revive la protesta contra el barco

Los opositores a la instalación del «Alfageme» volvieron a la rotonda


vigo / la voz

Fue una movilización de escaso recorrido temporal, pero les sirvió para dejar claro al gobierno municipal que no se han rendido y que no lo piensan hacer. Para ello, la concentración de varias docenas de opositores a la presencia del Bernardo Alfageme terminó ayer en el interior de la polémica rotonda, pero sin que se produjeran enfrentamientos con los agentes que la vigilan.

Sobre las seis y media de la tarde, los manifestantes decidieron entrar en la glorieta aprovechando que habían un espacio abierto en las vallas que la cercan. Dentro estaban trabajando los operarios, por lo que solo tuvieron que darse prisa ante la sorpresa de la pareja de la Policía Local que vigilaba el recinto.

Los agentes avisaron de inmediato y llegaron muy pronto todos los refuerzos disponibles, incluidos efectivos de la sección especial del GOA. Sin embargo, no hubo choques con la dotación policial, que se limitó a interponerse entre el barco y los opositores. Media hora después la movilización se dio por finalizada sin que hubiera incidente alguno.

Portavoces del colectivo dejaron claro que siguen estando en contra de la presencia del Alfageme por considerarlo una muestra de la falta de sensibilidad social del gobierno de Abel Caballero. También, que reaparecerán cuando lo consideren oportuno. En el caso de ayer, lo hicieron el día en que había acudido a declarar al juzgado el segundo manifestante imputado por agresión a los agentes en los incidentes de diciembre pasado.

Ajeno a la oposición vecinal, y ahora con la polémica más calmada tras su colocación en la rotonda, el alcalde prosigue los trabajos para concluir su instalación y el ajardinamiento del recinto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Revive la protesta contra el barco