Los arqueólogos controlarán Marqués de Valterra durante su humanización

En la calle existen dos yacimientos romanos que es necesario respetar

Todo el entorno de Marqués de Valterra son terrenos con gran potencial arqueológico.
Todo el entorno de Marqués de Valterra son terrenos con gran potencial arqueológico.

Vigo / La Voz

La obra de humanización de la calle Marqués de Valterra ya cuenta con la autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, condicionada a la realización de un control arqueológico motivado por la presencia del ámbito de la necrópolis romana de Picacho-San Francisco, y un extremo del yacimiento romano de las calles Marqués de Valterra y Juan Ramón Jiménez. El proyecto de control arqueológico también ya ha sido aprobado por el órgano correspondiente de la Consellería de Cultura.

El primero de los yacimientos fue detectado en el año 1952, en un desmonte de terreno practicado entre el actual colegio público Picacho y la antigua playa de San Francisco. Allí fue localizada, entre otros elementos, una sepultura romana de inhumación, realizada con tégulas. En el interior de la sepultura fueron encontrados doce fragmentos de hierro de aspecto fusiforme, que Xosé María Álvarez Blázquez interpretó como restos de una espada o una daga fina, carbones, etc. Todos estos datos están recogidos en el catálogo de bienes culturales, incluido en el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM).

Este mismo autor localizó la necrópolis romana a una cota inferior, en la ladera norte, hacia el mar, el mismo lugar que después fue empleado como cementerio, antes de que se abriera Pereiró.. Cuando comenzó a construirse el colegio Picacho se encontraron restos de huesos humanos, cerámicas y elementos metálicos. Posteriormente, aparecieron restos de esqueletos. Los datos existentes evidencian la existencia de una necrópolis de época romana y otra sin determinar, posiblemente de época medieval y moderna.

Ramón Jiménez

El otro punto que deberá ser tenido en cuenta durante las obras de humanización se sitúa más adelante. En un informe elaborado por el arqueólogo territorial se menciona la existencia de restos de muro de cronología imprecisa y de tégulas en el solar existente detrás de la factoría de Pescados Molagón S.A., con frente a la calle Marqués de Valterra, así como abundantes restos de tégula, cerámica, ánfora y de algún posible muro en la intersección de las calles de Ramón Jiménez y Marqués de Valterra, que ponen en evidencia la existencia de un asentamiento de época romana en la zona.

Se encontraron restos de estructuras y materiales de época romana con una dispersión que define la existencia de un yacimiento, posiblemente una villa costera. En los cortes del terreno los arqueólogos han observado un nivel arqueológico con restos de cerámicas, tégulas y muros, que en algunos casos llegan hasta los dos metros de potencia estratigráfica.

Según referencias bibliográficas en esta zona han aparecido en el pasado monedas, tégulas, varias columnas y restos de edificaciones de diferentes momentos de ocupación romana.

Casa del Pescador

No son los dos únicos elementos patrimoniales existentes en esta calle. En las fichas del PXOM se encuentra también la conocida como Casa do Pescador, que acoge el albergue en la actualidad. Nació para acoger el pósito de los pescadores vigueses, además de para educar a sus hijos a través de dos escuelas, una femenina y otra masculina. Jenaro de la Fuente Álvarez elaboró gratuitamente el proyecto de la obra en 1930, siguiendo la tradición galleguista iniciada por Manuel Gómez Román.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Los arqueólogos controlarán Marqués de Valterra durante su humanización