«Pasé de la cocina al espectáculo»

Soledad Antón García
soledad antón VIGO / LA VOZ

VIGO

Recién jubilada, Mucha ha sido la cara visible del Centro Cultural desde su creación

21 feb 2011 . Actualizado a las 12:38 h.

El Centro Cultural Novacaixagalicia ha sido para Carmen Alcántara, Mucha, su segunda casa durante los últimos 27 años, es decir desde antes de que abriera sus puertas al público el 20 de marzo de 1984. El pasado 30 de diciembre, fruto de la tiranía del calendario, acabó una relación de cuatro décadas con la caja, en la que se ganó el puesto gracias a su buena mano para las lentejas. «Pasé de la cocina al espectáculo. Todo era una novedad», recuerda. Y es que hasta entonces trabajaba como cocinera en la residencia de estudiantes. Lo cierto es que tardó muy poco en dominar la situación como bien tuvieron oportunidad de comprobar no solo sus compañeros de trabajo, sino también docenas de figuras de la escena consagradas.

Con semejantes antecedentes su rincón favorito estaba cantado que tenía que ser el teatro, en el que tan buenos ratos (y alguno malo) ha pasado. Los que más recuerda son los primeros. Por lo que cuenta, los segundos tienen mucho que ver con el hecho de que no siempre se ha aceptado que el mando en plaza lo tuviera una mujer.

Relata el caso del responsable de iluminación de un espectáculo que creyó que gritando, blasfemando y amenazando con suspender la función iba a amedrentar a Carmen. «Sin levantar la voz le dije ?vamos a arrimar todos el hombro y si no hay un foco que abra cinco grados, habrá otro que abra 4,5 porque yo también se cagarme en aquel de allá arriba?. Se arreglo el problema al momento», explica.