Adiós al festival Vigofolcelta

Israel García

VIGO

SonDeSeu y Flook darán la despedida a este primer certamen de aires celtas tradicionales y vanguardistas

27 jul 2007 . Actualizado a las 02:00 h.

VIGO | El festival Vigofolcelta contará hoy con las bandas SonDeSeu y Flook que actuarán para poner un broche de oro a este primer festival que apuesta en Vigo por un sonido celta que combina las tendencias más tradicionales y vanguardistas.

Tras la actuación del grupo Balbarda en la Plaza de la Constitución, esta noche despiden el certamen SonDeSeu y Flook en el auditorio de Castrelos, a las 22.30. El festival, que ha dividido su escenario entre el Casco Vello y Castrelos, comenzó el pasado lunes. Se trata de una iniciativa que todavía busca una consolidación, pero que apunta una espectacular puesta en escena digna de acompañar la calidad de un sonido celta que tiene sus incondicionales. Esta cita marcará la línea que se quiere seguir en las próximas ediciones. Todo ello, con una cuidada selección de grupos punteros como Treixadura, con sus sorprendentes valses, muiñeiras y pasodobles; Davi Spillane, reconocido internacionalmente por su brillantez compositiva que rebosa sensebilidad y virtuosismo; Shooglenifty, con un sonido envolvente a base de guitarras, violín, mandolina, banjo y batería; Faltriqueira, que escapa de la rígida tradición para avivar un sonido que fusiona la polifonía con los instrumentos acústicos y la percusión; Cempés, con su explosiva y desenfadada puesta en escena; y los nombrados Balbarda, ganadores del prestigioso premio de música folk de Navelgas; SonDeSeu, con toda una orquesta folk pionera en Galicia y de timbre muy peculiar; y Flook, mejor grupo del BBC Folk Awards del 2006.

Un broche de oro

La banda Balbarda ofreció anoche un repertorio puramente instrumental basado en la música tradicional peninsular que los colocó en el primer puesto en el proyecto Runas de este año. La fiesta continúa hoy en su escenario original, el auditorio de Castrelos. Allí actuará SonDeSeu. Estos vigueses, dirigidos por Rodrigo Romaní, son la primeira orquesta folk a nivel estatal y acaban de lanzar a la calle su segundo trabajo, Trastempo. Cada sección de la orquesta se convierte en protagonista y apela a la sensibilidad del oyente, cautivado por la variedad tímbrica.