La Liga del Dépor se hace mayor de edad

Se cumplen 18 años de la goleada al Alavés que suponía el comienzo de la conquista del título de Liga

.

"Ha bastado el debut, una jornada, para que el respetable de Riazor viviera todo tipo de sensaciones. Frustración y alegría. Decepción y esperanza. Maldiciones y aplausos. Todo en noventa minutos con prolongación, ¿alguien da más?". Así arrancaba la crónica que los lectores de La Voz de Galicia pudieron leer la mañana del lunes 23 de agosto de 1999 cuando el periódico llegó a sus manos. Era el debut liguero de un Deportivo que no se ponía techo ante otro Deportivo, el Alavés. Fue la misma tarde en la que un espigado delantero holandés se vestía por primera vez la camiseta de francas blancas y azules y marcaba tres goles. Nadie sospechaba en los albores de aquel campeonato que se estaba forjando el inicio de una época en la delantera. Cuatro goles le endosó aquel día el cuadro coruñés al vitoriano. Uno de Djalminha y tres de Roy Makaay, el último de ellos con el sello más personal del holandés: arrancada desde el centro del campo y correr, correr, correr y finalizar.

Fue el del Alavés el inicio de un recuerdo de nueve meses. La foto de portada de los álbumes de la memoria blanquiazul que se cierra con un remate dentro del área de Makaay perforando la portería de Mora frente al delirio de la grada de pabellón. Ganaron los locales por dos goles a cero al Espanyol. Tres puntos y campeones.

El inicio de aquel sueño ya puede conducir. 18 años se cumplen hoy de aquel 22 de agosto que empezaba con susto en Riazor frente al Euro Alavés de Manel. Morales sorprendía en el minuto once a Songo'o y tocaba remontar. Aquel día empezó con pitos para Pauleta y el portugués, desgraciado en Riazor pero que más tarde encontraría el amor de París, se acabo yendo entre aplausos del césped. Además del camerunés en portería: Scaloni, César, Naybet, Romero, Mauro Silva, Jaime, Víctor, Djalminha, Makaay y el citado Pauleta compusieron la primera alineación del curso. Manuel Pablo (que fue suplente), Manel y el Turu Flores también disputaron aquel encuentro con ausencias significativas sobre el campo como la de Fran o Jokanovic, aquel cerebro serbio el la medular que vino, vio y venció en A Coruña antes de marcharse al Chelsea pre-Abrámovich. 

Tras la goleada de la primera jornada el Deportivo viajaría a Sevilla para medirse al Betis en el Benito Villamarín, entonces estadio Manuel Ruiz de Lopera. Prats, Denilson, Finidi, Merino, Alfonso u Oli. Un equipazo. Se empató a ceros en aquel desplazamiento cuando la competición era otra cosa y sumar un punto en la segunda jornada no frustraba las aspiraciones a conquistar el título. Cuando las ligas de 100 puntos solo se contemplaban en los videojuegos que tampoco tienen que ver con los de hoy en día, caras que eran píxeles y siempre las mismas jugadas. 69 puntos en cualquier caso y la copa en las vitrinas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Liga del Dépor se hace mayor de edad