Antonio Couceiro: «El proyecto tiene la continuidad garantizada, pase lo que pase»

El nuevo presidente del Deportivo recuerda que el club «se encuentra en la situación más delicada y compleja en sus casi 115 años de historia» pero lanza un mensaje de tranquilidad frente al futuro y anuncia la implantación de un modelo basado en la cantera


«El Deportivo se encuentra en la situación más delicada y compleja en sus casi 115 años de historia». Antonio Couceiro arrancó su primera comparecencia en calidad de presidente del club coruñés pintando de negro el horizonte: «Ascender a Segunda se antoja casi un milagro. Debemos luchar por mantener la categoría y otras opciones, que prefiero ni comentar, no están completamente cerradas». Exhibió el palo, pero enseguida recurrió a la zanahoria: «Lo que quiero decir, y este es mi primer gran mensaje, es que, pase lo que pase, el deportivismo ha de tener la total garantía de que el proyecto va a tener la continuidad garantizada. Contamos con todo el respaldo del máximo accionista».

«Hay un gran plan de futuro que nos va a permitir construir un Deportivo solvente, estable y fuerte de cara a los próximos años. Nos va a permitir la construcción de unos cimientos sólidos sobre un modelo de club basado en la cantera. Es un proyecto realista, pero ambicioso», sostuvo el directivo, para esgrimir de nuevo la promesa de un sosiego al que hace tiempo es ajena la entidad. «A esta afición ejemplar le tenemos que decir que ha de recuperar la tranquilidad y que hay que generar un clima de estabilidad institucional imprescindible para desarrollar el proyecto. El futuro está garantizado», reiteró Couceiro.

Y sentada esta base sobre la que trabajar más adelante, reclamó un refuerzo inmediato: «Lo único que nos tiene que ocupar en estos momentos es la situación deportiva. Apoyar al cuerpo técnico y jugadores para conseguir todos los puntos posibles y apurar hasta el final las opciones de ascenso. Hay que intentar conseguir la mejor posición deportiva para reiniciar la construcción de futuro. Ir a por los nueve puntos que restan y no pensar que la competición se acaba ahí. La temporada va a continuar». El presidente dijo confiar en que «lo que suceda en el terreno de juego permita alcanzar el mejor escenario posible. A partir de ahí empezaremos un trabajo serio y profesional, orientado a sentar las bases de un proyecto sostenible a largo plazo que apostando por la cantera acabe llevando al Deportivo a la división que merece, por historia y por la ejemplar afición que le sustenta».

No cayó Couceiro en la tentación de exigir éxitos repentinos. Por el contrario, incidió en que «es importante ser conscientes de que esto no va a ser algo inmediato. Hemos de trabajar para mejorar nuestro fútbol año tras año, para que cuando lleguemos tengamos un nivel competitivo que permita la permanencia en la división de honor. Es un proceso que requerirá paciencia, pasaremos por tiempos difíciles que habrá que superar antes de alcanzar el gran objetivo de competir con éxito en Primera División».

Confianza en De la Barrera

Como muestra de lo que vendría a ser este nuevo orden inasequible a las turbulencias, el directivo eligió al entrenador: «Cuando se fichó a Rubén de la Barrera se hizo con la convicción de que sería un entrenador de futuro. Es joven, valiente, creativo... Y eso es muy importante para lograr revertir una situación como la actual. Rubén tiene todo nuestro apoyo y pediría a todo el deportivismo que le apoyara. Tiene un perfil magnífico y nuestra apuesta sería a medio plazo».

Para afinar acerca de lo que vendrá en la parcela deportiva será preciso avanzar en el tiempo. El nuevo presidente blanquiazul lanzó en este punto un mensaje que, por única vez en todo su discurso, dejó señalados: «Es absolutamente esencial saber desde qué punto vamos a partir, en qué división vamos a militar. Tenemos que conseguir tener el mejor equipo adaptado a la categoría. Quizá uno de los problemas que nos hemos encontrado este año es que el nivel profesional es extraordinario, pero no hemos logrado cogerle la aguja de marear a la categoría. Es esencial tomar las decisiones para construir un equipo adaptado a la categoría en que militemos».

«Fran tiene todo el apoyo para liderar la cantera»

La idea más repetida por Antonio Couceiro durante su declaración de intenciones fue la de señalar a la base como sustento del porvenir blanquiazul. «El proyecto va a tener uno de los pilares fundamentales en la cantera», recalcó, aportando un toque personal a este recurso ya manido en cada golpe de timón: «En todas las empresas en que trabajé busqué detectar y potenciar el talento interno. Si este en algún momento es insuficiente, habrá que buscar fuera, pero por principio, tendremos que dar prioridad a la promoción interna. Va a ser la clave del futuro del Dépor». Pretensión que llevó al presidente a lanzar una promesa llamativa, a falta de concreción: «Una de las medidas que queremos aprobar es garantizar que un porcentaje de la cantera va a estar presente en el primer equipo, independientemente de la categoría en que militemos».

«La gran asignatura pendiente del Deportivo es el apostar seriamente por su cantera —sostuvo Couceiro—. Eso va a exigir inversiones, pero creo que contamos con los equipos humanos para poder hacerlo. Es un verdadero lujo contar con Fran, Manuel Pablo, Valerón, Duscher... Lo que tenemos que hacer es respaldarles en su trabajo y que realmente luego las decisiones del consejo sean consecuentes con los objetivos. Tenemos que tener paciencia porque si realmente queremos sentar las bases para ser un club de cantera quizás las cosas vayan a ir algo más lentas de lo que se debería». Y de entre la lista de veteranos que ahora pueblan el área de formación, el presidente destacó uno: «Fran tiene todo nuestro apoyo para liderar el futuro de la cantera».

Llegado el momento de concretar, el directivo comprometió «el diseño de un plan de carrera para quienes integran nuestras bases» y avanzó reformas: «Un apartado importante del plan que vamos a aprobar es relativo a instalaciones, y un capítulo importante está relacionado con la ciudad deportiva de Abegondo».

Apuesta por el fútbol femenino

El fútbol femenino también tiene futuro en la entidad. Couceiro apuntó que el proyecto del Dépor Abanca «es sólido y la apuesta fue decidida desde el comienzo. Eso no tiene que cambiar, pase lo que pase, la próxima temporada. Quiero mandar un mensaje de tranquilidad y continuidad».

«Al ser un consejo profesional, tendrá remuneración»

La intervención de Antonio Couceiro no escapó a asuntos formales en torno al club y a la directiva de la que forma parte. «El calificarnos de consejo profesional quiere decir que el Deportivo ha evolucionado hacia el modelo habitual en las empresas de consejo no ejecutivo. Ni el presidente ni los consejeros tenemos dedicación exclusiva y tomaremos las decisiones de forma colegiada. A diferencia de los consejos anteriores, no habrá responsabilidades por áreas. No habrá interferencias en la toma de decisiones. Estableceremos los grandes marcos de gestión y apoyaremos a los directivos, que serán quienes tomen las decisiones en el día a día. La responsabilidad ejecutiva descansará en un primer ejecutivo, que actualmente es nuestro director general, David Villasuso. A partir de ahí, una estructura profesional atenderá las decisiones del día a día», desgranó.

Aclaró que «al ser un consejo profesional, tendrá una remuneración. Esto va a exigir un cambio en los estatutos que tendremos que trasladar a la junta general». Una cita inminente, según señaló: «Vamos a reunir de forma inmediata al consejo para convocar una junta que será seguramente a principios de abril».

Mantenimiento de empleos

La fórmula de continuidad llevó además a Couceiro a descartar cambios drásticos en el área de personal (ni en número ni en salario), más allá de posibles externalizaciones bajo la premisa de mantenimiento del empleo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Antonio Couceiro: «El proyecto tiene la continuidad garantizada, pase lo que pase»