Los números de una derrota crucial para el Dépor

El desplome blanquiazul en la segunda parte del partido en A Malata queda registrado en los datos del duelo


Es posible abreviar el partido en tres detalles: el Racing tuvo más tiempo la pelota, chutó en más ocasiones y marcó el único gol. Inapelable resumen que registra además el resultado, aunque no el peso del mismo ni el tránsito del encuentro desde el equilibrio a la sumisión blanquiazul. La incapacidad del Deportivo para responder al tanto de Pep Caballé está traducida en cifras, junto a las muchas que retratan el duelo que ha colocado al conjunto de Rubén de la Barrera a distancia de un milagro del innegociable objetivo de ascender.

perspectiva global

Posesiones breves y muy poca presencia en zona crítica

El contador refleja que el balón pasó bastante más tiempo en pies de jugadores ferrolanos. Los locales acumularon el 61 % de la posesión. Además, lograron estirar sus combinaciones muy por encima de las visitantes. Solo seis jugadas duraron más de 45 segundos y todas las hilaron los futbolistas de Cristóbal Parralo. La gran mayoría de las acciones coruñesas se consumieron en menos de diez segundos. Aunque ambos conjuntos alcanzaron las mismas veces el campo contrario, el anfitrión avanzó en más de cincuenta ocasiones hasta el último tercio; los coruñeses se quedaron en 36. Los duelos se decantaron del lado verde gracias al poderío aéreo: los balones divididos a ras de césped se repartieron al 50 %; por alto, el Racing se llevó 40 de las 65 disputas en las que participó.

diferencia entre tramos

La mitad de remates cuando más falta hacía el gol

El Dépor realizó seis disparos a lo largo del encuentro. Cuatro fueron antes de encajar el 1-0 en el minuto 48. Llegó más cuando menor era la necesidad. Obligado a empatar, solo chutó en dos oportunidades; una de ellas, a puerta, cuando el encuentro moría y Keko encontró a balón parado la cabeza de Beauvue. También llegaron a disparar entre los tres palos Uche (nuevamente en una acción de estrategia) y Héctor. Ambos, en la franja del primer tiempo de mayor dominio blanquiazul. Los ferrolanos siguieron una progresión inversa: completaron muchos más ataques tras el descanso, chutando el doble de veces que en la primera mitad.

nuevo dibujo

El mismo once, pero muy distinta distribución

De la Barrera pudo calcar por primera vez en lo que va de temporada el once de la jornada anterior. Sin más bajas que la de Miku, repitió el grupo titular que había dispuesto ante el Guijuelo. Alteró, sin embargo, su distribución sobre el césped. Un nuevo reparto que afectó a todas las líneas, pero se concentró en la medular. Celso Borges perdió su condición de interior izquierdo para actuar a la derecha de Agbo. Con ello, Héctor se quedó sin el respaldo del tico en su carril y el nigeriano se internó en menos ocasiones en terreno rival. El traslado tampoco redundó en beneficio del 8, ineficaz cuando se arrima a un costado en el que se le puede exigir desbordar y centrar. Una función a la que se ajusta mejor Villares, quien gozó en A Malata de un radio de acción mayor que en Riazor. También Rayco abarcó más campo, aunque en su caso fue a costa de reducir la presencia en área para caer a banda izquierda y despejar para Raí el carril central. La falta de referencias fijas no descolocó esta vez la línea de contención del oponente, en la que Elsinho, Yeferson y Fornos cerraron el acceso a zona de remate.

actuación individual

Protagonismo de Bóveda, Granero y Borges

Con el Deportivo escorado hacia la derecha, Bóveda disparó su protagonismo. Fue quien más veces tocó el balón, en su campo y en el del rival. Las conexiones más frecuentes fueron las del vasco con Lara (se dio 15 veces) y con Borges (13). Precisamente, el costarricense exhibió el mayor porcentaje de acierto en el pase (86 %), mientras que ningún jugador blanquiazul venció en tantas disputas como Granero, el futbolista que más balones recuperó de entre los que pisaron el césped de A Malata.

comparativa

Muy poco que ver con el duelo de la primera vuelta

El duelo entre vecinos ya se había producido en la sexta jornada, en Riazor. El Dépor firmó una primera parte notable en la que marcó pronto (minuto 6) y tuvo más balón (56 %). En la segunda, el choque se equilibró, pero los dirigidos por Fernando Vázquez lograron pasar tanto tiempo en control del cuero en los alrededores del área del Racing como en las inmediaciones de Abad. Las disputas cayeron habitualmente (56 %) del lado local.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los números de una derrota crucial para el Dépor