El Deportivo, cara a cara con cada gran rival

TORRE DE MARATHÓN

Mujaid trata de escapar de la marca de Seoane durante el partido de la primera vuelta ante el Racing en Riazor
Mujaid trata de escapar de la marca de Seoane durante el partido de la primera vuelta ante el Racing en Riazor César Quian

Le quedan cuatro duelos directos con equipos que comparten objetivos y similares opciones de acceso a cada grupo de la siguiente fase

16 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Entre el Deportivo y el filial del Celta hay un punto que pueden ser siete por gracia de la pandemia y el sistema de competición. Los de Onésimo aún deben disputar dos encuentros más que el conjunto coruñés antes del final de la primera fase. Citas (con el Guijuelo y el Racing) aplazadas tras detectarse contagios en el adversario y que ahora ofrecen al equipo celeste la oportunidad de encarar el duelo en Barreiro fuera del alcance del blanquiazul.

Los vigueses son los únicos en condición de mejorar la brecha que dispone el Unionistas respecto al grupo perseguidor, repleto de escuadras gallegas que iniciaron el torneo con un crédito que no han sabido conservar. En Pasarón y A Malata también se vieron favoritos antes del arranque, y ahora encaran la recta final con el abanico de opciones demasiado abierto y encomendados a un nuevo entrenador. Ferrolanos y pontevedreses figuran en la lista de cara a cara que aún deben afrontar los de Rubén de la Barrera. Sobre el Racing, próximo oponente, hay tres puntos de ventaja, pero el conjunto que ya dirige Cristóbal Parralo tiene esa bola extra del 24 de febrero, en casa frente al Celta B. Este sábado, en el derbi provincial estará en juego la oportunidad de marcar una distancia importante apoyada en el goalaverage.

El Deportivo venció en la primera vuelta y ahora tiene la ocasión de inclinar a su favor la balanza en caso de que al concluir la jornada 18 haya un empate en la clasificación. Las escasas diferencias con las que se resolvieron los partidos disputados hasta el momento ponen en juego algo más de tres puntos por choque. Solo el Compostela sabe que cuenta con ventaja tras el 0-0 de San Lázaro y el 0-2 de Riazor.

Entre el segundo y el séptimo clasificado hay menos de dos victorias de distancia y un margen de cuatro categorías en las que acabar la competición. Alcanzar al Zamora, último rival blanquiazul en la fase actual, daría opción a luchar por el ascenso. Los del Ruta de la Plata disputarán fuera de su estadio cuatro de los cinco encuentros que les quedan por jugar.

De entre el pelotón de seis equipos en zona media pocos tienen un calendario tan complicado como el de los coruñeses, que al menos contarán con la ventaja de poder decidir su destino frente a oponentes con similares opciones de progresar.

En el grupo 1B el atasco es similar, con el Burgos como único equipo con margen suficiente como para considerarse serio favorito a la fase de ascenso. Los choques aplazados también variarán el cuadro. El Numancia aún debe recuperar tres.

Veinte meses sin saber lo que es ganar sin sufrir

El 20 de junio del 2019, el Deportivo se daba un festín. No supo a tanto, y aún menos cuando poco después se descubrió que dos goles no eran ventaja suficiente para volver ascendidos de Son Moix, pero el ayuno sostenido ha otorgado la condición de barrera infranqueable a aquel 2-0 endosado al Mallorca en Riazor. Tras vencer por la mitad al Guijuelo, Rubén de la Barrera llevaba la vista a aquel triunfo sellado por Fede Cartabia y Quique González. «Estoy muy contento porque en este momento una victoria te tiene que acercar a la segunda y un gol a más de uno. Lo comentábamos antes del partido: en los últimos 20 meses, el Dépor no había ganado por más de uno de diferencia y eso son cifras de partidos a cara de perro en los que ganar cuesta mucho», razonaba el domingo el entrenador coruñés.

Lo ratificaron sus jugadores acantonados frente a un colista que jugaba en inferioridad. Había que exprimir la máxima ventaja obtenida en un año de encuentros, porque la ocasión más reciente en la que el conjunto blanquiazul fue dos tantos por delante data del San Valentín del 2020. Aquel día, Stuani se valió del incomprensible indulto del colegiado Figueroa Vázquez para reequilibrar el duelo y cortar la histórica racha de los dirigidos por Fernando Vázquez, poniendo fin al milagro de la resurrección.