El Deportivo desmonta el tópico

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

El primer reto para De la Barrera: solo seis de los catorce últimos entrenadores del cuadro coruñés cumplieron aquello de a entrenador nuevo, victoria segura

17 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El remedio ha resultado tan manido durante los diez últimos años en el Deportivo y su efecto se ha diluido tanto que cuesta encontrar respuesta a por qué el cambio de técnico sigue convirtiéndose en la decisión más repetida en las crisis, pero aquí está otra vez. Rubén de la Barrera afronta su debut en un banquillo que ha visto desfilar a tal número de responsables que ha acabado por derribar el tópico de a entrenador nuevo, victoria segura. Un repaso al efecto revitalizador que la entrada de los catorce técnicos anteriores a la llegada del coruñés ha supuesto en el equipo apenas permite contemplar victorias, justo lo que este domingo (16.00 horas, Footters) se exige a este Dépor obligado a zanjar la racha de tres tropiezos consecutivos (un empate y dos derrotas) con un triunfo balsámico frente al colista Salamanca, que también presenta nuevo técnico.

Seis victorias, tres empates y cinco derrotas se convierten en el balance de los más recientes estrenos en el banquillo blanquiazul, pero el recuento se empobrece aún más si solo se tienen en cuenta los recambios con el campeonato ya empezado, como es el caso en esta ocasión. Así, de las nueve incorporaciones, solo dos, las de Domingos Paciência en la Navidad del 2012 y la de Vázquez en idénticas fechas, pero hace una temporada, permitieron al Dépor sumar sendos triunfos. Por eso, el reto que ahora afronta De la Barrera se presenta con mayúsculas, habida cuenta de los problemas que el equipo coruñés ha sufrido para espabilar.

El nuevo entrenador, que forjó sus mayores éxitos en Segunda?B al frente del Guijuelo o de la Cultural Leonesa, pero que posteriormente ha seguido formándose en el cuerpo técnico de la Real Sociedad, en Catar o en el Viitorul rumano hasta finales del pasado noviembre, regresa a la categoría de la mano de un Deportivo sin margen de error y necesitado de resultados desde el primer día.