Una Copa para que el Deportivo se reanime

Tras el varapalo del pasado domingo, el equipo coruñés, con un once similar al de la Liga y sin fabrilistas, examina su proyecto frente al El Ejido en Riazor


La humillación del pasado domingo afronta su primera consecuencia. Antes del histórico bochorno, la Copa se convertía en un paripé, una competición en la que el Dépor corría el riesgo de malgastar energías en su objetivo único de retornar a la élite. Ahora no. La deshonra de perder contra el filial del eterno rival se somete a la prueba del algodón de otra competición y un nuevo adversario, pero la misma sensación de enfriar las críticas y pasar página. Este jueves no está en juego nada más que el pase a la segunda ronda copera, pero cualquier nuevo tropezón frente al El Ejido, que aspira a pescar en el río revuelto de Riazor, se entenderá como la entrada del Deportivo en una crisis de consecuencias impredecibles.

Obligado a recular sobre sus primeras intenciones, Fernando Vázquez compuso una convocatoria de 18 futbolistas en la que no hay ni rastro de fabrilistas. Citó a todos sus futbolistas disponibles en la primera plantilla, incluso aquellos más cargados de minutos, como Mujaid, Granero, Agbo o Borges, y solo se olvidó de los lesionados Valín, Salva Ruiz y Keko. El primero, que apuntaba a titular en este compromiso, sufre una sobrecarga muscular; Ruiz padece una contusión en la espalda; y el exmalaguista, que se ha perdido los dos últimos partidos, sigue con molestias musculares. También figuran entre los elegidos Diego Rolan, así como Lara, que aún ha de cumplir otro partido de suspensión por su expulsión en Pontevedra, pero sí puede participar en la Copa.

Un partido de sanción a Vázquez

En la misma tesitura está Fernando Vázquez, que recibió la doble amarilla el pasado domingo y fue castigado con un único encuentro de sanción que cumplirá en la jornada liguera del próximo 10 de enero. Se espera que el profesor de Castrofeito diseñe un once inicial no tan diferente al habitual en la Liga, aunque en la portería debutará el colombiano Lucho García. Todo apunta a que aparecerán en él jugadores que están llamando a la titularidad como Gandoy, Héctor Hernández o Rui Costa.

Para el El Ejido, que el martes durmió en A Coruña después de diez horas de viaje en autobús, la Copa también pretende convertirse en la mejor terapia contra su mal final de año. Recién ascendido a Segunda B, el cuadro almeriense arrancó en la categoría con buenos resultados y hasta el liderato del subgrupo en las primeras jornadas. Sin embargo, las últimas semanas le han dejado mal sabor de boca. Saltará al campo después de encajar un doloroso 4-0 frente al Córdoba, lo que lo ha empujado en la clasificación al tercer puesto por la cola. En la mente de toda la expedición visitante también está el ejemplo de su antecesor en la localidad, el Poli Ejido, que llegó a jugar los octavos y los dieciseisavos de Copa antes de su desaparición.

Alineaciones

Deportivo: Lucho García, Bóveda, Mujaid, Derik, Héctor Hernández, Agbo, Gandoy, Galán, Lara, Beauvue y Rui Costa.

El Ejido: Arco, Cova, Zubiri, Javi Rosa, Moreno, Gianni, Arranz, Leo Ramírez, Olavide, Juanje y Sergio Pérez.

Árbitro: Carbajales Gómez (Comité asturiano).

Horario: 17.00 horas, TVG-2.

Un rival con un exfabrilista y un campeón de Europa de fútbol sala

El Club Deportivo El Ejido saltará al césped de Riazor con el exfabrilista Juanje en sus filas y entrenado por Tito García Sanjuán. Este, hermano del exfutbolista del Zaragoza Jesús García Sanjuán, fue asistente de la selección de Egipto y ganó como jugador la Copa de Europa de fútbol sala con el Talavera en 1998.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una Copa para que el Deportivo se reanime