El derbi del reencuentro

Deportivo y Racing no se enfrentan en liga desde hace casi cuarenta años


El Deportivo y el Racing de Ferrol rememoran hoy en Riazor los derbis del pasado siglo. Partidos que levantaban pasiones entre las dos aficiones y que llenaban los estadios de aficionados. Eran los tiempos de los Cascarilleiros y los de Villapodre, de la marea verde y de trenes fletados para desplazar a aficionados de Ferrol hacia A Coruña o viceversa. Con el tiempo, todo cambió. Los herculinos se transformaron en el Superdépor, ganando una Liga, dos Copas, tres Supercopas y hasta se hicieron un nombre internacional en la Champions League, mientras que el Racing de Ferrol siguió siendo un equipo ascensor entre Segunda A y Segunda B, con alguna parada en Tercera, y con el sueño incumplido de haber disfrutado de las mieles de jugar en Primera División.

Ahora, casi cuarenta años después, los caminos del Deportivo y el Racing vuelven a cruzarse en la Segunda B, una categoría que los coruñeses ya habían olvidado y que para los ferrolanos ha sido el pan nuestro de cada día en los últimos años. El estadio de Riazor albergará esta tarde un partido de rivalidad. Para muchos será un encuentro más, aunque para otros, los más veteranos, supondrá revivir los viejos tiempos. Habrá tres puntos en juego, con el mismo valor que en cualquier otra jornada, aunque no para los ferrolanos, conscientes de que ganar este choque supondrá una alegría extra para sus seguidores, que heredaron de sus padres y abuelos esta rivalidad de antaño. Para los blanquiazules, la victoria les permitiría situarse como líderes en solitario, después de que ayer empatase el Pontevedra en San Lázaro.

El Deportivo es un equipo en construcción, con jugadores que se adaptan a la categoría. Es un bloque sólido, que solo ha recibido un tanto en los cinco encuentros disputados. Fernando Vázquez ha decido edificar desde la defensa y el equipo tiene que crecer en buen juego a partir de su fiabilidad. Es posible que en este arranque le falte juego y agradar o convencer, aunque solo el tiempo dirá hasta donde puede llegar este equipo y si finalmente cumple las expectativas.

El Racing es uno de los clubes que más goles marca en este arranque de la liga en el subgrupo 1A. Lleva ocho en cinco encuentros, aunque también recibe muchos, lleva siete en contra. Los ferrolanos son un equipo físico, peligroso por alto y a balón parado. Si puede le gusta tener el control del balón, controlar el partido, aunque también sabe jugar al contraataque.

En el choque de las siete de esta tarde en Riazor se enfrentan dos de los mejores equipos del grupo, candidatos a pelear por las tres primeras posiciones. El arbitro salmantino Alfonso Vicente Moral, con una dilatada experiencia en la Segunda B, será quien se encargara de dirigir este encuentro que levanta expectativas y promete emoción.

Del control y oficio de los locales a los partidos de ida y vuelta de los ferrolanos

El Deportivo y el Racing han mostrados dos estilos diferenciados, casi antagónicos, en este arranque de la competición. Frente a la sobriedad defensiva, control y hasta oficio de los coruñeses, los ferrolanos han vivido partidos de descontrol, de intercambio de golpes, de precipitación e incluso han sufrido remontadas de uno o dos goles de ventaja en el marcador.

Los números del Deportivo reflejan su orden y su control. Cinco partidos disputados, tres triunfos y dos empates, sin derrotas, con cuatro goles a favor y uno en contra. Los del Racing son atípicos: cinco partidos diputados, dos triunfos, dos empates y una derrota. No conoce el triunfo en su estadio de A Malata (una derrota y dos empates), mientras que ganó los dos que jugó lejos de casa. Anotó ocho goles y encajó siete. Siete tantos recibidos en cinco partidos parecen indicar un mal trabajo defensivo, aunque no es así. Todo lo que le tiraron acabó en la red, como en el partido contra el Deportivo, el Zamora o el Compostela que marcó en su única ocasión, un penalti.

En cuanto a los sistemas de juego, Fernando Vázquez se apoya en el 4-2-3-1, aunque en el último partido, en Guijuelo, pasó a un 4-4-2, que es difícil que repita en este choque ya que se lesionó Miku.

Por su parte, Emilio Larraz ha trabajado desde la pretemporada con dos sistemas de juego, 5-3-2 y 4-4-2. Suele arrancar con defensa de cinco (tres centrales y dos carrileros), con tres jugadores en el medio campo y dos delanteros, aunque ha sido habitual en los últimos encuentros que acabe jugando con un 4-4-2. Ha sacado un gran partido a los dos carrileros, con muy buenos centros al área, aprovechados por las torres del equipo.

Fernando Vázquez convoca a Diego Rolan y tendrá la baja de Keko

Los malos augurios de Fernando Vázquez cristalizaron finalmente en la convocatoria y el técnico, que ya el viernes se temía la ausencia de Keko, no podrá contar finalmente con el futbolista más desequilibrante en el frente de ataque del Deportivo.

El extremo, que ha pasado toda la semana ejercitándose al margen del grupo, no se ha recuperado a tiempo para el derbi y su entrenador deberá reemplazar al titular indiscutible en el costado derecho de la línea más ofensiva. Baja clave para los coruñeses, que tienen en Keko a su futbolista más en forma.

No será la única ausencia forzosa esta tarde en Riazor, ya que también se cayeron de la convocatoria por lesión Derik Osede y Miku. El central no estaba siendo titular en un eje de la zaga que, salvo infortunios, se reparten Borja Granero y Mujaid, pero el punta se había estrenado ya en el once el pasado domingo en la visita a Guijuelo.

Para reemplazarlo, Vázquez ha citado al fabrilista Adri Castro, habitual en las convocatorias del primer equipo, y también al uruguayo Diego Rolan, quien tendrá la oportunidad de estrenarse al fin tras haber arreglado su documentación.

Los visitantes no podrán contar con Álex López, el organizador del juego

El Racing de Ferrol tiene una ausencia importante para este encuentro, el centrocampista Álex López, que es baja por sanción tras haber sido expulsado en el choque contra el Compostela. Desde el club ferrolano recurrieron la segunda amarilla, aunque Competición desestimó la reclamación y señalo que las imágenes aportadas por el Racing no eran claras.

Álex López, que durante tres años fue el mediocentro titular del Celta junto con Borja Oubiña, trata de echar ahora una mano al equipo de su casa. Llegó en la pasada temporada, aunque le costó adaptarse a la categoría. Esta campaña no ha dudado en echarse el equipo a la espalda. Actúa por delante de la defensa y es una pieza básica en el juego departamental. Su puesto podría ser cubierto por Javi Rey, un jugador de un gran talento y posibilidades, al que el Racing ofreció una nueva oportunidad en su carrera, aunque no la acaba de aprovechar en los pocos minutos de los que dispone.

Larraz acude a Riazor con todo lo que tiene. Además de Álex López por sanción, tampoco podrá contar a Pep Caballé, lesionado, ni con la última incorporación, Marcos Moser, que no está para jugar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El derbi del reencuentro