Yo quiero ir a Guijuelo con los jugadores del Deportivo

Rubén de la Barrera

TORRE DE MARATHÓN

A. Garcia

18 nov 2020 . Actualizado a las 22:40 h.

Conozco perfectamente el campo del Guijuelo. No solo por haberlo visitado con la Cultural, sino porque entrené allí durante dos temporadas. En la primera logramos clasificarnos para el play-off de ascenso a Segunda A y en la segunda para la Copa del Rey.

Explico esto para que se vea que la idea, por concepción de la plantilla, era intentar ser un equipo dominador, que generase ocasiones, que fuese agresivo en campo contrario y en el nuestro. Jugamos francamente bien.

Cuando salí del Guijuelo, firmé por la Cultu, y cuando te toca ir a este tipo de campo de visitante tienes que tener en cuenta varias cosas. Es un campo en el que no hay que pretender competir como lo hace el equipo local. Es un césped que modifica las trayectorias de la pelota, los botes son irregulares pero no pasa nada. Siempre he sido de la opinión —porque he ido con equipos superiores— que a peores condiciones, mayor imposición del equipo que tiene más calidad. Si a un jugador más limitado, le ofreces peores condiciones, sus limitaciones serán mayores.