El Dépor perdió en solo unos minutos a los únicos laterales titulares con que había contado en las dos primeras jornadas, pero el contratiempo generado no afecta tanto por los nombres como por la importancia de las bandas en el estilo de Fernando Vázquez. En parte, está solucionado con la entrada de Valín y a la espera de si llega Héctor. Por otro lado, podría darse un cambio de sistema con tres centrales y dos carrileros. Con la semana por delante para trabajar, me preocupa menos este problema.

Las lesiones han ocurrido en la segunda jornada y sin que mediase una excesiva carga de partidos. No sé si tienen relación con los problemas del Dépor para generar el juego de ataque. Se podrían vincular a los recorridos de los laterales, porque ambos estaban subiendo mucho al ataque, pero no asociaría estas dolencias necesariamente con las características del juego del Dépor y sí más con los requerimientos que los laterales tienen desde el punto de vista táctico en los partidos.

Me preocupa la puesta en escena del equipo con balón y la poca claridad que está teniendo a la hora de defender y atacar. Para el próximo partido estas bajas no van a cambiar nada en lo sustancial: la búsqueda de generar superioridad con Keko y Lara como jugadores avanzados, antes por el desborde que por lo que puedan provocar. Salvo cambio táctico, las bandas van a seguir siendo territorio de los laterales.

Ojo con el próximo adversario, el Unionistas, que hasta ahora se está mostrando como un equipo sobrio y con unas cualidades que no van nada bien a las características de este Dépor. Es un rival que domina el repliegue, muy parecido en este sentido al Salamanca. Y en ataque busca a su delantero de referencia. Habrá que ver el plan de Fernando Vázquez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las bandas, territorio de ataque del Deportivo