El Deportivo comienza a pulir el regreso al 4-4-2

Primer ensayo de verano en un partido de entrenamiento contra el Fabril de Valerón


Apenas se trató de un hora de fútbol en el campo número uno de la ciudad deportiva como epílogo a la tercera semana de pretemporada, pero las pinceladas iniciales del nuevo Dépor ya se plasmaron en el partido de entrenamiento que el primer equipo disputó ayer contra el Fabril. Más allá del resultado (1-0 a favor del Dépor) y de los nombres (faltaban Agbo, Borges y el recién incorporado Lara, entre otros, mientras los fabrilistas Adri Castro y Sanmartín participaron en las filas de los mayores), Fernando Vázquez imprimió un sello de identidad, un sistema y un estilo bien distinto a los de la temporada pasada.

El 1-5-4-1 de emergencia del pasado curso dejó paso a un 1-4-4-2 de clara vocación ofensiva que anuncia un Deportivo protagonista. El técnico coruñés alineó a Abad en portería; Bóveda, Somma, Granero y Salva Ruiz como defensas; los centrocampistas Keko, Bergantiños, Sanmartín y Galán; mientras en ataque jugaron Adri Castro y Beauvue. En la segunda parte se inclinó por el meta Lucho García; los defensas Valín, Mujaid, Juan Rodríguez y Gandoy como lateral izquierdo; Keko, Bergantiños, Queijeiro, Galán en el centro del campo; con Adri Castro y Beauvue de nuevo como pareja de ataque. Fueron baja para este primer ensayo general de pretemporada Vicente Gómez, Cartabia y Valentín por lesión, así como Borges y Agbo, que disponían de permiso del club.

Dos atacantes y dos interiores con mucha movilidad

El cuarteto formado por Keko, Galán, Adri Castro y Beauvue llevó el timón atacante del Dépor frente al filial. La movilidad de los dos primeros, que apoyaron tanto las subidas de los laterales como buscaron las espaldas de los mediocentros del Fabril, se convirtió en una de las mejores noticias del choque. Keko y Galán trataron de aprovechar los huecos que les abría Beauvue, quien dejó a Adri Castro como referencia, mientras se fajaba sin descanso con la defensa contraria. El único gol llegó en una buena combinación entre estas piezas de ataque con que Vázquez ya trabaja a diario. El centro final de Keko halló la cabeza de Adri Castro, cuyo remate besó la red.

Doble mediocentro a la espera de refuerzos

La sala de máquinas del Dépor echó en falta a las bajas de ayer. Con Vicente Gómez, Borges y Agbo, ayer ausentes, esta zona del campo debe dar otra medida de sus posibilidades. Ayer, con Gandoy ocupando el lateral izquierdo a la espera de que el club anuncie la llegada del exjugador del Numancia Héctor Hernández, Bergantiños se encargó de marcar el ritmo apoyado por Sanmartín en el primer período y Queijeiro, que sigue a prueba, en el segundo. El fabrilista, con experiencia en Segunda B el pasado curso en las filas del Racing de Ferrol, ofreció presencia sobre el campo y dejó buenas sensaciones, mientras Queijeiro optó por dar sencillez al juego sin cometer errores.

Una defensa con sensaciones de titularidad

Vázquez compuso una defensa en el primer período que a nadie extrañaría para convertirse en la titular del debut liguero. Abad, Bóveda, Somma, Granero y Salva formaron una retaguardia aún por ajustar, pero en el que las piezas parecen las adecuadas para alcanzar el objetivo final. El portero procedente del Tenerife ya comenzó a dejar muestras de su talento con una buena parada en una internada del fabrilista Iván Guerrero.

La vuelta de Somma, la presencia de Granero y el olfato de Adri Castro

En cuanto a los nombres propios de este estreno de pretemporada para el Dépor, todas las miradas coincidieron en la alegría por la recuperación de Somma, serio y seguro en todo momento, la fortaleza de Granero cada vez que subía con el balón pegado al pie desde la defensa, y la efectividad de Adri Castro. Este, que completó la pasada campaña en el Ourense CF, aprovechó una de las escasas ocasiones de que dispuso para explicar las razones por las que Fernando Vázquez ya lo considera como uno de los fijos para participar durante todo el curso con la primera plantilla.

Dos sistemas para el nuevo Fabril de Valerón

El filial discutió la victoria al Deportivo desde dos sistemas distintos. En la primera mitad jugó con un 1-4-2-3-1 en el que llamaron la atención las internadas de Iván Guerrero y las ganas de Javi Sánchez y Manu Mosquera. En la segunda media hora, Valerón se inclinó por un 1-4-3-3 con el lateral Íñigo Reinoso como central y Villares en el centro del campo, pero que no dispuso de ocasiones claras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Deportivo comienza a pulir el regreso al 4-4-2