El Fuenlabrada: El inagotable efecto Sandoval

Con una sola derrota en diez partidos, el técnico ha reactivado a un Fuenlabrada compacto y vertical de futbolistas sacrificados

AFP7 Europa

La historia del Fuenlabrada no es larga. Para cuando se fundó el club, el Deportivo ya había tenido tiempo de saborear incluso la Tercera División. Los coruñeses tocaron fondo en 1974, un año antes de que su rival de esta tarde echara a andar. En junio del 2019, los madrileños pisaron Segunda por primera vez. En ese plantel histórico figuraban ocho de los once futbolistas que hace dos días dejaron al equipo a un punto de otra promoción de ascenso. Esta, hacia Primera. El resto de titulares que se enfrentaron al Elche habían salido del Villarreal B y conjuntos menores de Portugal y Francia -antes de pasar por el Sochaux, el angoleño Anderson Cruz militó en el Rápido de Bouzas, el Ourense CF y el Verín-. Con esos mimbres y otros similares pretende redondear Sandoval la faena que dejó a medias Mere, despedido tras una racha de doce encuentros sin triunfo que amenazaba con dilapidar el fenomenal inicio de campaña que mantenía al Fuenlabrada en ascenso directo rebasado el primer cuarto del campeonato. Para la resurrección, le entidad recurrió a un experto en levantar muertos a quien demandó un milagro similar a los ya hechos en Granada o Córdoba. El técnico de Humanes, especialista en distancias cortas, causó efecto de inmediato, rompió la dinámica y mantuvo el ritmo durante todo el tramo posterior al confinamiento. Diez partidos y una sola derrota. Apenas cinco goles en contra. Catorce a favor.

Propuesta

El balón y el riesgo, para el rival

Durante toda esta serie de duelos sin apenas baches, la propuesta se ha mantenido inalterable, más allá del baile de nombres, propio de las rotaciones constantes para refrescar al equipo, y de un dibujo que altera su forma (dos o tres centrales, uno o dos puntas, trivote...) en virtud del adversario y la necesidad. La pelota pasa siempre más tiempo en pies del enemigo, forzado a avanzar y descubrirse, facilitando las rápidas transiciones del Fuenla. Difícil panorama para un Dépor obligado a atacar. La intensidad, la solidaridad defensiva y el balón parado completan los recursos del próximo visitante de Riazor.

Jugador estrella

Hugo Fraile, un veterano especialista en el balón parado

En la estrategia, pocos en la categoría rinden mejor que Hugo Fraile, especialista desde los once metros y en la búsqueda de cabezas amigas en cada saque de esquina o falta lateral. El extremo vive el mejor momento de su carrera, ya cumplidos los 33. Es, con doce dianas, el máximo anotador de un equipo sin hombre gol.

Exdeportivistas

Oriol Riera y José Rodríguez pisarán de nuevo Riazor

Entre los varios puntas en nómina fuenlabreña, el de mayor pedigrí es Oriol Riera, quien no estrenó su cuenta hasta hace un par de jornadas en Santander. El ex del Deportivo solo ha sido titular en doce encuentros, pero acostumbra a tener minutos saliendo desde el banquillo. Como otro de los visitantes con pasado blanquiazul. José Rodríguez llegó en el mercado de invierno desde Málaga, donde no pudo ser inscrito por el límite salarial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Fuenlabrada: El inagotable efecto Sandoval