Luisinho: «Riazor sin gente no es Riazor»

Ve imprescindibles los tres puntos, y avisa: «Estamos en nuestro mejor momento»


No quedan en el plantel blanquiazul muchos que compartieran vestuario con Luisinho (Oporto, 1985). Y eso que apenas hace un par de temporadas que el portugués abandonó A Coruña para alistarse en el Huesca, para el que ahora defiende el carril izquierdo y con el que mañana visitará un estadio que le trae grandes recuerdos y que preferiría ver repleto de público, aunque todos animasen al rival.

-Retorna a Riazor, pero será un regreso bastante descafeinado, sin hinchas en la grada. ¿Mejor así, para no verlos en contra?

-En absoluto. Riazor sin gente no es Riazor. Y todos los que pasamos por allí le tenemos un cariño especial a ese campo y querríamos que hubiera gente en la grada. Por mí, que estuviese llena, porque a esa afición la queremos y creemos que ellos también nos tienen aprecio a aquellos que defendimos su escudo.

-Vuelve el domingo, pero en realidad ha vuelto muchas veces a la ciudad. Hasta se estuvo tratando aquí de sus problemas de rodilla.

-El cariño a un lugar o a un equipo no se acaba cuando uno viste otra camiseta. Tengo una hija coruñesa y regreso con mi familia a la ciudad cada vez que tengo oportunidad. Nos sentimos parte de ella después de cinco años. Pero no es algo que me ocurra solo a mí, muchos jugadores con los que compartí vestuario o a los que conozco y jugaron en el Deportivo tienen esa sensación. Creo que es incluso una ventaja a la hora de firmar futbolistas, pocos pueden decir nada malo de su experiencia allí.

-En Huesca está aprovechando un tiempo extra, porque su contrato debería haber expirado a 30 de junio ¿Cómo es la situación? ¿Tiene ganas de continuar?

-Cuando cambié A Coruña por Huesca no fue fácil, porque son lugares completamente distintos y todos, mi mujer, mis hijos y yo, tuvimos que adaptarnos. Pero ahora estamos muy contentos aquí, la tranquilidad que nos han ofrecido el club y la ciudad. Querríamos seguir y en eso estamos.

-Con el ascenso directo a tiro. Llegan en racha, como el Dépor.

-Sí. Parece que a los dos equipos nos vino bien el parón. Nosotros estamos en un gran momento, seguramente, el mejor de la temporada, después de victorias en dos partidos muy importantes que nos permiten volver a pelear por el ascenso directo. Para eso, los tres puntos del domingo son imprescindibles.

-Vienen de ganar al Las Palmas, precisamente, el único equipo, junto al Deportivo, que no había perdido tras el parón.

-No hay duda de que vamos a jugar un partido que se va a resolver por detalles porque este Deportivo no tiene nada que ver con el que vimos aquí en la primera vuelta. Es un equipo que está muy bien desde que acabó el confinamiento. Con Fernando se ha visto un cambio radical, una cara distinta. Frente al Tenerife, por ejemplo, mereció ganar ampliamente, pero...

-¿Le ha sorprendido el cambio radical?

-Bueno, un poco sí. Cuando llegó Fernando seguro que muchos pensábamos que el Dépor ya estaba prácticamente descendido. Su entrada cambió la imagen y el rendimiento. Ahora hay un Dépor mucho más organizado y sólido; competitivo. Luego, la reacción en sí no me sorprende porque conozco a Fernando y es un gran especialista en la categoría, pero sacar al equipo de donde estaba...

-Ha entrenado con él ¿Qué cree que le aporta al jugador?

-Fernando es un entrenador muy sencillo, con todo muy claro. En el fútbol de hoy en día no hay que inventar demasiado. Las cosas son como son y si se tienen claras, es más fácil llegar al jugador. Ya ascendió a un Deportivo con una plantilla que no estaba entre las mejores de la categoría.

-¿Qué le parece la de ahora?

-Me gusta. Creo que el Deportivo es de los equipos que mejor se reforzaron en el mercado de invierno. Y luego tienen eso: un entrenador que sabe bien qué quiere y cómo conseguirlo. Ha dado seguridad al grupo y confianza a sus jugadores. Vamos a tener enfrente a un rival muy duro. Y para los dos es obligatorio ganar.

«Álex es un futbolista muy inteligente, sabe ocupar los espacios, y eso es clave en su nueva posición»

A Luisinho le salió un lunar hace tres partidos, cuando cometió un penalti en el descuento que facilitó el empate del Cádiz. «Fue muy duro, un error delicado en el peor momento», admite. Por suerte, Michel lo mantuvo en el once y logró resarcirse con un gran encuentro cerrado con victoria en La Romareda. «El entrenador me dio la oportunidad y se lo agradecí. Es un técnico que transmite confianza al jugador y la necesitaba».

-¿Cómo llega a Riazor?

-Muy bien, la verdad. Jugar partidos tan seguidos se hace algo complicado, y ya no tengo edad para jugar los noventa minutos de todos los encuentros con un calendario así de apretado, pero estamos haciendo muy buen trabajo de recuperación y Michel dosifica al equipo. Sabemos que necesitamos ganar casi todos los puntos que quedan para poder ascender directamente, así que tenemos que dar el máximo en cada partido.

-¿Qué Huesca tendrá enfrente el Dépor?

-Michel tiene las ideas muy claras. Pide equilibrio defensivo y llevar el control del partido. Quiere que movamos la pelota de lado a lado. Jugamos así.

-En esa zona de creación es probable que se encuentren con Borja Valle. ¿Le sorprende verlo ahí?

-Diría que no. Borja tiene mucha calidad. Es un futbolista versátil que encaja en cualquier posición. Me parece que hizo un gran partido en Tenerife y que aporta muchas cosas jugando desde ahí.

-Hay pocos excompañeros suyos que aún sigan en el club. Y varios, fuera de su plaza habitual. Bergantiños, también.

-Bueno, Álex es un futbolista muy inteligente, sabe ocupar los espacios y eso es clave en esa nueva posición de central. Además, ayuda con su experiencia. Hace las cosas sencillas.

-Los dos equipos han perdido centrocampistas de contención en sus últimos partidos. ¿Cuánto pesa la baja de Doukuré?

-Es cierto que nuestra victoria ante el Las Palmas fue agridulce. Doukuré venía de una lesión de rodilla que lo tuvo bastante tiempo fuera y se le veía bien, aportando. La pérdida es muy importante. Quienes pasamos por lesiones de larga duración sabemos lo que cuesta. En nuestra cabeza está poderle dedicar el ascenso.

-¿Se sienten favoritos?

-El parón fue una moneda al aire y a nosotros nos salió cara, hasta ahora. Lo que sentimos es que vamos bien.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Luisinho: «Riazor sin gente no es Riazor»