Entrenador-jugador en La Romareda

Xurxo Fernández, Alexandre Centeno

TORRE DE MARATHÓN

Jorge GarcíaSenén Rouco

Álex Bergantiños ocupará la medular blanquiazul, desplazando a Peru Nolaskoain al eje de la zaga, y ejercerá sobre el césped su labor de enlace con Fernando Vázquez, quien le ve dotes de técnico

23 feb 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

«Ser un buen entrenador es la mitad de la tarea». El otro 50 % de la obra de Fernando Vázquez saltará a las cuatro de la tarde al césped de La Romareda; a medir su fenomenal racha con la del único equipo que le aguanta el pulso en la segunda vuelta. Lo hará con un infiltrado que representa ambos lados. El del futbolista y el técnico.

«Álex Bergantiños es entrenador ya ahora», certifica Vázquez, entendido en la materia. «Yo hablo de fútbol con Álex y a veces hasta le pregunto. Ve el fútbol desde dentro, evidentemente le falta la perspectiva de entrenar, pero las experiencias que está cogiendo…», reflexionaba el míster durante las dos horas de charla de la entrevista de esta semana. «Yo siempre le digo a mis jugadores que cojan apuntes, que no sean tontos; porque pasan y no se dan cuenta. Si llevasen un diario… Si a mí me ocurriese, eso... Es una ventaja impresionante. Bergantiños debe de tener unos diarios en casa… Y a mí me da que él lo hace, porque eso se nota cuando hablas», apuntaba el de Castrofeito, que frente al Zaragoza enviará al centrocampista coruñés a ser su portavoz en mediocampo.

El capitán volverá a ser titular después de varias jornadas analizando desde el banquillo el juego del equipo al que está atado, más allá de lo que diga un contrato. Salió de inicio frente al Numancia, y desde entonces le ha tocado actuar con los duelos ya empezados. Frente al Racing, por ejemplo, su concurso fue requerido con el Dépor mandando por 2-1 y con un futbolista de menos en el campo. Cuando relevó a Koné, el movimiento fue similar al que se producirá en La Romareda. El de La Sagrada a la medular, Nolaskoain a la zaga. Vázquez dudaba si instalar al vasco en el eje de la línea de tres o a la izquierda, y fue Álex quien le invitó a desplazar a Somma hacia la siniestra tras una de esas preguntas a las que se refería el técnico.