Mujaid: «Hasta mis 19 años he visto muchas cosas para aprender de los errores»

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

«Nunca pensé en que mi vida pudiera ser lo que ahora tengo», asegura el joven zaguero blanquiazul

24 ene 2020 . Actualizado a las 09:32 h.

El fútbol de Mujaid Sadick (Logroño, 14 de marzo del 2000) comenzó a los cuatro, jugando en la plaza opuesta a la que ahora ocupa. «Me pusieron de delantero», recuerda acerca de la etapa en el Villegas de su localidad natal. Cumplidos los ocho, cambió de equipo y posición para ser centrocampista en las Escuelas de Fútbol. Y a los doce siguió perdiendo metros hasta convertirse en lo que hoy es. El central del Valvanera llamó la atención de la selección de La Rioja, y defendiendo al combinado autonómico llegó el contacto blanquiazul. «Después de un partido, mi padre vino a decirme que me quería el Deportivo; ni me lo pensé», relata en la sala de prensa de Abegondo el futbolista, protegido hasta ahora de los micros salvo aquella vez en que recibió el premio al jugador del mes y resumió en un «estoy sin palabras» lo poco que le gusta hablar por obligación. Durante la entrevista solo estira las respuestas para confeccionar su biografía, la de un chaval que cambió de ciudad a los 16, justo cuando sus padres decidieron mudarse de país. Ahora viven en Londres, donde él trabaja en una panadería y ella es auxiliar de clínica. Sus hermanos tratan de seguir los pasos del mayor: «Uno juega de delantero y el otro de lateral izquierdo, pero sé que acabará de central». Como él.

-¿Fue duro que todo coincidiera así? ¿Empezar su carrera aquí justo cuando sus padres se iban?

-Sí, pero mi sueño era ser futbolista y para eso hay que salir de casa.

-¿Le afectó el cambio?

-Te condiciona. Cuando estás solo, te da tiempo a pensar muchas cosas, aunque yo hablo mucho por teléfono con mi familia.