Un Deportivo Liceo de diez

El conjunto coruñés iguala el récord de victorias vigente desde la temporada 1991-92 tras golear a un Girona que solo le aguantó quince minutos


Hay un axioma en el deporte que dice que uno compite como se entrena. El Deportivo Liceo podría lucirlo bordado en su bandera. Sus jugadores pueden estar más o menos acertados en un partido. Pueden mostrar una eficacia más o menos alta. La motivación puede llegarles antes o después. Pero lo que siempre está ahí es un elevado nivel competitivo y de intensidad que le está permitiendo contar todos sus partidos de Liga por victorias. Frente al Girona, logró la décima, igualando de esta forma el récord establecido en la temporada 1991-92, cuando Huelves, Canalda, Joan Carles, Rovira, Duarte, Roldán, Pujalte y Martinazzo formaban aquella plantilla que magistralmente dirigía Andrés Caramés.

Con este holgado triunfo, los gallegos se quedan ahora a uno de escribir un nuevo capítulo en la historia de la entidad más laureada del deporte gallego, algo que podría suceder la próxima semana, toda vez que la escuadra verdiblanca visita la cancha del Taradell, penúltimo clasificado con solo cuatro puntos (victoria en la primera jornada ante el Caldes y empate en Calafell semanas después).

Esta décima victoria se fraguó gracias a la persistencia mostrada por el equipo en los primeros minutos, cuando ante la baja en la escuadra visitante de Jaume Llaverola, Juan Copa mandó bombardear la meta de Coll. El habitual portero suplente del Girona empezó respondiendo a los disparos que desde diversas zonas de la pista efectuaban los verdiblancos, pero tal fue el asedio que acabó sucumbiendo a los quince minutos. Un robo en media pista de Roberto di Benedetto fue aprovechado por Marc Grau para abrir la lata.

Y ahí todo comenzó a rodar mejor. Aunque el meta catalán aún no estaba dispuesto a arrojar la toalla en la primera parte, los coruñeses fueron tomándole la medida y lograron batirlo en tres ocasiones más, para llegar al descanso con cuatro de ventaja.

El partido estaba resuelto cuando los jugadores tomaron el camino del vestuario. Pero, por si había alguna duda de posible reacción de un equipo que viajó con solo seis jugadores de pista, su portero facilitó la labor con un flojo inicio de un segundo tiempo en el que los verdiblancos marcarían aún seis más hasta llegar a la mágica cifra de diez goles para sumar la décima victoria consecutiva en un inicio de temporada para enmarcar.

El partido estaba tan resuelto que tanto Juan Copa como Ramón Benito apostaron por dar minutos a sus porteros suplentes. Así, el Liceo premió a Martín Garaboa; y el Girona al jovencísimo Jordi Vidal, que salió ya con 10-1 y no encajó. Perfecto colofón para el partido.

Ficha técnica

Liceo (10): Carles Grau, Bridge, Oruste, Dava Tores, Platero —cinco inicial—, Bruno di Benedetto, Marc Grau, Ciocale, Roberto di Benedetto, Martín Garaboa

Girona (1): Coll, Mangas, Gurri, Oriol García, Puyol —cinco inicial—, Palacín, David Carles, Jordi Vidal

Goles: 1-0, min 15: Marc Grau; 2-0, min 19: Roberto di Benedetto; 3-0, min 20: Ciocale; 4-0, min 24.30: Oruste; 5-0, min 26: Ciocale; 6-0, min 28 Dava Torres; 7-0, min 31: Marc Grau; 8-0, min 32: Dava Torres; 9-0, min 40: Roberto di Benedetto (penalti), 9-1, min 44: Pujol; 10-1, min 44.30: Ciocale.

Árbitros: Jonathan Sánchez, Isaac Sanz y Rubén Fernández (auxiliar).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la décima jornada de la OK Liga, disputado en el Palacio de los Deportes de Riazor ante unos 1.500 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un Deportivo Liceo de diez