Escasez de pólvora en la fase decisiva

El Dépor necesita solventar su ineficacia anotadora, agravada por la baja de Quique


Christian Santos, Michele Somma, Pedro Sánchez, y Quique González por dos. Cuatro de los siete hombres con gol empleados por José Luis Martí no saltarán hoy de inicio al campo del Martínez Valero, donde solo Borja Valle y Carlos Fernández, de entre todos los elegidos, sabrán lo que es ver puerta desde que el Deportivo cambió de entrenador. El andaluz, además, con la pelota quieta a once metros del portero, resolviendo de penalti el más reciente apuro blanquiazul. Evidente escasez de recursos ofensivos la de un equipo forzado a sumar de tres en tres como único recurso para mantener alguna opción de ascenso cuando concluyan la semana y la fase regular de un campeonato eterno.

El Dépor ha ido perdiendo fuerza anotadora con el avance de la campaña, y en su falta de solvencia en área rival -con Dani Giménez disimulando las crecientes lagunas en la propia- se explica parte de la progresiva pérdida de opciones de retornar a Primera.

En el momento álgido del curso -a la altura de la jornada 23, tras la victoria en El Molinón- el conjunto entonces dirigido por Natxo González era el más anotador de Segunda, con 1,5 tantos de media por encuentro. La cantidad de ocasiones generadas y la efectividad al concluirlas le permitía mantenerse a dos puntos del liderato, ostentado por un Granada que ahora tiene casi amarrado su ascenso, a once de distancia.

Nada que ver con los registros actuales de un Deportivo que ha arrancado esta jornada, la 41, por debajo de siete equipos en la faceta goleadora, incluido el rival de esta noche en el Martínez Valero, que acumula 49 dianas por las 48 de los coruñeses. Desde aquella victoria en Gijón han transcurrido 17 encuentros, dos entrenadores y solo trece tantos. Bajo la dirección de Martí el promedio es de un gol por duelo y solo en Los Pajaritos se sumaron dos.

Allí vieron puerta temprano los visitantes. Abrió la cuenta Borja Valle, en el minuto 3. El jugador del 19, retenido el pasado verano para completar las referencias ofensivas, apunta a sustituto de Quique González en Elche, completando la doble punta al lado de Carlos Fernández. Retornará el de Ponferrada al centro del ataque blanquiazul, plaza vedada para él dentro del dibujo del nuevo entrenador.

Desde el Sadar, Valle ha compartido el extremo izquierdo con Nahuel y entre ese escoramiento y la progresiva pérdida de importancia a las órdenes de Natxo, sus notables números del arranque de temporada se han ido diluyendo. Llegó a la jornada 18 con cuatro tantos en cartera pese a aquel castigo de cuatro citas, elevado a cinco por el entrenador. A partir de ahí solo ha hecho otros dos.

Lo mismo le sucedió al futbolista que hoy reemplazará. Quique llegó con 9 goles al partido número 13 del curso. A partir de ahí, invirtió el doble de jornadas en alcanzar los 16 con los que igualaba la cifra más alta de su carrera, conseguida en el Almería. El pucelano, lesionado, no pasará de ahí salvo que el Dépor se meta entre los seis primeros. Para eso precisa marcar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Escasez de pólvora en la fase decisiva