Diez fijos en la pelea del Dépor

Martí ha construido un bloque de referencia para disputar los partidos clave y solo la baja por lesión de Quique obligará al técnico a alterar su equipo titular


De La Romareda salió un equipo. A partir de aquel triunfo frente al Zaragoza, clave en las aspiraciones coruñesas de alcanzar la promoción, apenas ha habido retoques en el once de Martí. El técnico se ha agarrado a un bloque inalterable para afrontar la recta final del campeonato.

Portería

Dani Giménez, con todos

El gol que devolvió al Dépor a une pelea por la promoción que parecía perdida lo marcó Carlos Fernández pero fue un portero y no un delantero el que mantuvo vivo al conjunto blanquiazul hasta el descuento del partido contra el Mallorca. Dani Giménez no ha permitido que Adrián Ortolá se estrene esta temporada en Liga. El fichaje del meta no despertó expectación pero se ha convertido en el más relevante con diferencia entre todos los hechos esta temporada. Indiscutible para Natxo González, lo ha seguido siempre con José Luis Martí.

Defensa

Los carriles, de Bóveda y Saúl

En su primer partido al frente del Dépor, el nuevo técnico metió en la convocatoria a Sebastián Dubarbier ?sin citar desde septiembre, y de nuevo fuera tras aquel partido en el Sadar? y dejó al margen a Saúl. Tampoco alistó al cántabro frente al Extremadura y el Numancia, pero en Zaragoza le hizo saltar de la grada al once y a partir de ahí lo ha mantenido en el césped. La víctima ha sido Caballo, quien ni siquiera figuró en la lista para enfrentar al Lugo y el Mallorca. En el otro carril, no ha habido baile: Bóveda ha permanecido indiscutible, y Simón, desaparecido. El vasco, flojo durante todo el curso, destacó en los últimos dos encuentros en casa. Especialmente ante el Cádiz.

En el eje de la zaga, el mismo dúo que empleó Natxo: Duarte y Marí. Solo las bajas han abierto hueco a Somma y permitieron debutar a Íñigo López.

Centro del campo

Expósito, único referente

Edu Expósito pasó la pretemporada encarnando el miedo. Carmelo del Pozo agitó el nombre del catalán cada vez que surgieron dudas entre los numerosos pobladores de la medular. «Lo que tiene que tener claro la gente es que va haber dos jugadores muy buenos por posición y a partir de ahí el que se lo gane en el campo es el que decide el entrenador. Me da igual que sea de la cantera que del primer equipo. Si Expósito sigue a este ritmo para mí es un jugador del primer equipo a todos los efectos», reflexionó el director deportivo mientras Guilherme deshojaba la margarita. Meses después, el primer equipo se le ha quedado pequeño a todos los efectos al dueño del 21, convertido en referente único en fase creativa. El centrocampista se hizo imprescindible en el rondo y lo ha seguido siendo dentro del doble pivote de Martí. Pagó la bisoñez en Pamplona, sacrificado en la banda izquierda, pero a partir de ahí se ha confirmado como el constructor del juego blanquiazul.

Como escolta, Bergantiños, incapaz a veces de achicar todas las vías de agua que genera la actual propuesta del Dépor. Moreno desapareció arrastrado por el Extremadura y poco más se ha sabido de Mosquera. Vicente saltó un rato al campo ante el Mallorca, pero nadie ha hecho peligrar el puesto del capitán en los planes de Martí.

Bandas

Cartabia empieza a asomar

El bloque empezó a construirse en Soria, donde el Dépor rompió su pésima dinámica con victoria en Los Pajaritos. Desde entonces, Fede Cartabia no ha pasado un día de baja. El quebradizo argentino, llamado a marcar diferencias en la categoría, no lo ha hecho en casi toda la actual campaña. Los problemas físicos se han combinado con los anímicos y el argentino no había logrado hilar dos encuentros completos (ni buenos, ni malos) hasta que lo hizo entre la visita a Lugo y el duelo con el Mallorca. Frente a los baleares ofreció algo parecido a lo que de él se esperaba.

En el carril contrario, Valle y Nahuel se han ido dando relevos durante las últimas cuatro citas. Al último en llegar, quien apenas había aparecido hasta que generó el decisivo penalti de la pasada jornada, le correspondería salir de inicio en Elche, pero la lesión de Quique podría romper la alternancia.

Delantera

Valle como recurso

Borja es el principal aspirante a ocupar el puesto en la doble punta que hasta ahora había pertenecido al máximo goleador del equipo. Quique González ha dejado en 16 su cuenta anotadora del curso. Será difícil volver a verlo en el césped si el Dépor no se mete en la promoción. La alternativa al berciano como reemplazo sería la de Christian Santos, pero el venezolano apenas ha entrado en los planes del técnico, que ya ha elegido a sus favoritos.

Manuel Mosquera: «No es nuestra guerra, pero si nuestro resultado favorece al Dépor, mejor»

ana iglesias

El Extremadura se enfrentará a Cádiz y Mallorca, resultados clave para el futuro del Deportivo

El pasado mes de febrero el Extremadura gastó su última bala para conseguir la salvación. Ésta tenía nombre. Se llamaba Manuel Mosquera (A Coruña, 1968), el tercer técnico que pisaba el club de Almendralejo, pero el que le llevaría al éxito. Con el milagro de la salvación matemática en el bolsillo, afronta los dos últimos partidos ante el Cádiz y el Mallorca. Los dos rivales directos del Deportivo por un puesto en la fase de ascenso.

-Fue un ídolo para la generación que le vio jugar, al ser el máximo goleador de la historia del Extremadura, y ahora por haber salvado al equipo. ¿Cómo lo lleva?

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Diez fijos en la pelea del Dépor