Un joven y un veterano para el Dépor

El equipo coruñés cerró en las últimas horas del mercado de fichajes de invierno sus dos únicas incorporaciones, el experimentado defensa Íñigo López y el prometedor extremo Nahuel Leiva


Mucho ruido y pocas nueces en el mercado invernal para el Deportivo. El club coruñés hizo sus dos únicas incorporaciones a pocas horas de que se cerrase el período de fichajes. Un veterano con tres ascensos y paso fugaz por el Celta, el central Íñigo López, y una promesa que llega para paliar el déficit de jugadores puros de banda con que contaba la plantilla, el hispanoargentino Nahuel Leiva. Además, hay que recordar las conocidas salidas de Carles Gil (venta a la MLS estadounidense), Albentosa (rescisión pactada tras repescarlo del Nàstic) y Gerard Valentín (cesión al Lugo). Así, la plantilla de Natxo González, que había llegado a enero con 24 fichas ocupadas, afrontará las jornadas decisivas del campeonato con este mismo número de jugadores.

El club se ha inclinado finalmente por apenas retocar la apuesta del pasado verano. El primer refuerzo en oficializarse fue Nahuel Leiva. El extremo, de 22 años, llega a A Coruña en calidad de cedido procedente del Olimpiakós griego hasta final de temporada. En caso de ascenso, podría ampliarse el préstamo otro año más. Además, la entidad blanquiazul dispone de una opción de compra voluntaria.

Tras aterrizar en España con solo 14 años para enrolarse en la cantera del Villarreal, fue internacional sub-19 y sub-21 con la selección española, con la que proclamó campeón de Europa en el 2015. En aquel combinado también figuraban Borja Mayoral, Marco Asensio o el ahora delantero deportivista Carlos Fernández. En su proceso de formación, el Villarreal lo cedió primero al Betis dos temporadas, en donde coincidió con Dani Giménez; y posteriormente, la pasada campaña al Barcelona B, en el que compartió vestuario con Ortolá. Este verano fue traspasado al Olimpiakós, que ahora lo cede al Deportivo. Esta temporada apenas ha disputado once partidos (4 de Liga, 4 de Liga Europa y 3 de Copa) y ha marcado un gol.

El cambio del rombo al actual sistema deportivista abrió la demanda de un atacante específico de banda, justo la demarcación natural de este futbolista, que apuntaba alto cuando llegó a España como apenas un niño, pero le está costando brillar en su debut profesional.

Con el Extremadura

La segunda de las incorporaciones es Íñigo López, un central de 36 años, quien con una dilatada trayectoria en el fútbol español tapará cualquier agujero que se produzca en la defensa. Llega libre, tras haber rescindido la pasada semana con el Extremadura, y con un contrato por media temporada, tras el que es probable que cuelgue las botas.

El defensa riojano que no llegó al fútbol profesional hasta los 28 años, militó desde entonces en el Granada, el Celta, el Córdoba, el Huesca y esta temporada en el cuadro del Francisco de la Hera, con el que apenas ha disputado 627 minutos en los 7 partidos que saltó al campo.

Su llegada se produce como fruto del hueco que dejó Gerard Valentín en el lateral diestro, puesto por el que a partir de ahora pugnarán exclusivamente David Simón y Eneko Bóveda. Al pasar el vasco a la banda, el Dépor se quedaría con solo tres centrales (Domingos Duarte, Marí y Somma), por lo que la dirección deportiva ha decidido incorporar un cuarto defensor para evitar cualquier contratiempo en el tramo definitivo de la Liga, en detrimento de los integrantes del filial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Un joven y un veterano para el Dépor