El Ayuntamiento da por acabada la reforma de la cubierta de Riazor

Quedan por retirar la grúa y la maquinaria de los alrededores del estadio, mientras las obras de ampliación de las aceras de Manuel Murguía seguirán


A Coruña

Las obras de Riazor tocan a su fin. Ayer por la tarde los operarios se afanaban en llevar a cabo los últimos trabajos en un estadio al que el Deportivo regresa hoy mismo, en la última sesión previa a su partido de mañana (20.30 horas, Gol). Después de casi dos meses sin acudir allí nada más que para los partidos -Natxo González se quejó de las condiciones en que había tenido que desarrollar los entrenamientos, con ruidos y las grúas girando alrededor del césped-, la plantilla se entrenará hoy en Riazor. Como el Ayuntamiento anunció que la reforma se había completado, el club terminó por cambiar los planes iniciales y trasladó la sesión previa al choque contra el Zaragoza al estadio.

Los trabajos, que contaron con un presupuesto de 7,2 millones de euros, supusieron la sustitución de toda la cubierta y la estructura de las gradas de Tribuna y Preferencia, así como la sustitución de la cubierta y únicamente el arreglo de la estructura en los fondos del estadio. Pese a que las obras debían haber finalizado el 14 de agosto (justo ayer se cumplieron cuatro meses de retraso) y que el Deportivo había pedido jugar las tres primeras jornadas de Liga a domicilio, el club se vio obligado a reubicar a sus socios en los cuatro primeros partidos que jugó como local. «O Concello conseguiu compatibilizar unhas obras complexas e de grandísima envergadura co mantemento do uso do estadio. Todo isto, ademais, garantindo en todo momento a seguridade dos operarios que traballaron nesta obra, aos que felicitamos polo resultado», afirmó ayer el concejal Xiao Varela.

Si bien este dio por acabadas las tareas de reforma, reconoció que el Ayuntamiento todavía debe recepcionarlas, un trámite administrativo que abordará una vez se retire la grúa que se levanta en la zona, así como la maquinaria y los medios auxiliares que se emplearon, lo que llevará unos días.

Además, las obras de ampliación de las aceras que se acometen en la calle Manuel Murguía continuarán al menos hasta el próximo martes. Varela defendió que, pese a la pérdida de aparcamientos enfrente del estadio, el avance de las obras en el polígono de Náutica proporcionará en las cercanías de esta zona nuevos espacios para dejar los coches.

El club, pendiente de instalar la nueva iluminación en los fondos del campo

Pese al anuncio municipal de la finalización de la reforma en las cubiertas del estadio, poco cambiará el aspecto general de Riazor en el partido de mañana respecto a las últimas jornadas. A la espera de que se retiren definitivamente las vallas y la maquinaria en los alrededores del recinto, buena parte de los aficionados que ocupen la grada de Preferencia Inferior seguirán mojándose si llueve. Además, los retrasos en las obras de la techumbre han provocado que el Deportivo no haya podido completar la instalación de la nueva iluminación a la que la Liga lo obliga y cuyo presupuesto es de 1,7 millones de euros. Así, en los fondos seguirá sin haber focos, por lo que únicamente los preparados sobre Tribuna y Preferencia alumbrarán el partido de mañana, que comenzará a las ocho y media de la tarde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

El Ayuntamiento da por acabada la reforma de la cubierta de Riazor