Los centrales, únicos indiscutibles

TORRE DE MARATHÓN

Kai Försterling | EFE

Róber y Albentosa son titulares fijos en sus equipos, mientras que una lesión frenó a Francis

04 dic 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Róber volvió a jugar ayer hora y media en el Ciutat de Valencia. El central coruñés se ha convertido en insustituible para su técnico y es el tercer jugador de campo en número de minutos de todo el plantel del Levante. Eso, pese a que empezó en el banquillo y no acabó de asentarse en el once hasta la jornada 7. A partir de ahí, ni siquiera ha descansado un instante en Copa, favorecido por la nueva defensa de tres centrales que tan buenos resultados está dando a Paco López y por las numerosas bajas que han ido sufriendo los granotas en la zaga.

Entre todos los cedidos del Dépor, Róber es el único en condiciones de sacar pecho por su rendimiento este curso. Tanto en cuestión de tiempo sobre el césped como en el apartado de resultados. En los últimos nueve partidos, el Levante solo ha sufrido una derrota (1-3 en casa, ante la Real) y ha logrado imponerse a rivales tan complicados como el Alavés (cuarto clasificado) o al Real Madrid en el Bernabéu.

Tampoco hay quien le discuta el puesto al otro central a préstamo. Albentosa lo ha jugado todo salvo lesión, y sus goles le han dado al Nástic cuatro de los diez puntos que lleva en el casillero (marcha colista de Segunda). Su mejor actuación llegó en la jornada 11, frente al Real Oviedo, cuando su cabezazo en el descuento supuso la victoria por 2-1.

En el debe del zaguero de 30 años, la tendencia a anotar también en su propia puerta. Ha acertado tantas veces con la red rival como con la de Isaac Becerra. La última ocasión fue este mismo fin de semana, cuando su equipo cayó derrotado por 3-0 en Los Pajaritos y él hizo el segundo de los tantos. Los tarraconenses también emplean con asiduidad la defensa de tres centrales, aunque con peores resultados que los obtenidos por el Levante.

Los del Lega, en horas bajas

Uno de los grandes amigos de Albentosa durante su etapa en A Coruña era Juanfran que ahora milita cedido en el Leganés y no atraviesa por un buen momento a nivel particular.

La reacción de los de Butarque, que solo habían cosechado dos victorias en las doce primeras jornadas, ha llegado con el lateral en la grada o el banquillo. No ha tenido ni un minuto en el otro par de triunfos que ha permitido al conjunto pepinero abandonar la zona de descenso. El único partido ganado por los de Pellegrino con Juanfran sobre el césped fue, eso sí, el más meritorio. Disputó completo el duelo frente al Barça (2-1).

La cita la siguió desde el banquillo Diego Rolan, también prestado por el Deportivo al Leganés. El uruguayo es quien menos protagonismo está teniendo entre todos los cedidos y solo ha sido titular en dos partidos de Liga, que ni siquiera llegó a completar.

El delantero aún no ha estrenado tampoco su cuenta anotadora y se ha perdido varias citas por unas molestias físicas que ya mermaron su aportación la pasada campaña en el Málaga.