Sin presión


Entiendo que la presión de Segunda no tiene nada que ver con la de Primera, y estoy convencido de que en el Osasuna Rubén no va a tener los problemas del Deportivo. Pero es que si el equipo coruñés ascendiese mañana, también estaría pendiente de que fichase un portero de garantías, y eso que Dani Giménez está completando una gran campaña. La diferencia entre Primera y Segunda está en la presión de saber que cada acción es decisiva, más cuando se repiten los errores y las circunstancias, y enfrente hay jugadores de tanta calidad. La imagen que a todos nos ha quedado de los guardametas del Dépor de la temporada pasada fue horrorosa, aunque sea injusto, porque el desastre afectó a todas las líneas del equipo. Pero es que la situación en la portería fue bastante llamativa y tras el descenso todo se recuerda aún peor. Claro que hubo minutos para rescatar de Rubén, pero ni su rendimiento ni el de sus compañeros evitó el descalabro final.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Sin presión