Blindaje para los jóvenes

Cinco futbolistas que el año pasado formaban parte de la plantilla del Fabril ya tienen contrato profesional con el primer equipo del Deportivo con el objetivo de evitar posibles fugas

Canteranos del Dépor con blindaje
Canteranos del Dépor con blindaje

Primero fue Edu Expósito. Más tarde, Francis. Meses después, Mujaid. Ahora, Diego Caballo. En las dos últimas temporadas, el Deportivo ha ido incorporando jugadores del filial a la disciplina del primer equipo, situándolos así en un apetecible escaparate para algunos rivales. Pero antes de ponerlos en el expositor, el club trata de protegerlos ante posibles ofertas. Por este motivo, a día de hoy, cinco de los jóvenes que con mayor frecuencia se ejercitan a las órdenes de Natxo González ya tienen contrato del primer equipo.

A los cuatro citados se añade Bicho, que desde hace dos temporadas ya goza de este privilegio, sin bien con un añadido, que el de Sada es a todos los efectos futbolista de la primera plantilla, como Edu Expósito. Esto significa que, en el caso de que el club estime que debe actuar con el Fabril, tiene que contar con el consentimiento del mediapunta. Lo normal es que este año ya rescinda con el conjunto blanquiazul, así que la suya es una situación excepcional respecto a los otros cuatro, a los que la entidad blanquiazul ve un largo recorrido y quiere tener bien atados.

Esa cláusula de que solo pueden jugar en el primer equipo no figura en el contrato de los otros tres casos. Sucede que Diego Caballo al ser ya uno de los 25, y no poder alternar por su edad, se ha ganado un lugar ya en el Deportivo. Francis y Mujaid, todavía no. Tanto el portero como el central también han firmado hace poco su contrato con remuneración y derechos de primera plantilla. No obstante, en ambos casos el club puede hacerles ficha del Fabril, más allá de que ellos quieran o no.

Cláusulas millonarias

El hecho de hacer estos contratos, con una remuneración económica equiparable a la categoría en la que juega el Dépor y superior a la del filial, permite a la dirección deportiva poder establecer unas cláusulas por encima de los diez millones de euros, de modo que, en caso de abandonar la entidad blanquiazul, el club recibiría una importante inyección económica a cambio.

Estos nuevos contratos concluyen en el año 2022 (en el caso de Diego Caballo, siempre y cuando el club haga efectiva la opción de prórroga), salvo el de Francis, que finaliza doce meses antes. Con el nigeriano, el club ya intentó, sin éxito, un acercamiento para ampliar su contrato antes del Mundial.

El Deportivo es conocedor del potencial de estos cuatro jugadores y, de hecho, hasta la plaza de Pontevedra ya han llegado ofertas por todos ellos. La última, que se está estudiando es por Francis. El Elche ha manifestado su deseo de incorporar al meta nigeriano de cara a la presente temporada en calidad de cedido y hay conversaciones abiertas. En cualquier caso, sea Francis o cualquiera de estos jugadores, cualquier acuerdo tendrá que ser con autorización del Deportivo. Eso, o una millonada para el club.

Tres exfabrilistas en el once inicial del Dépor, cuatro años después

Uno de los aspectos positivos que dejó el encuentro del pasado viernes en el Carlos Belmonte fue ver que en la alineación del Deportivo figuraban tres jugadores que habían pasado por el Fabril. El debut de Diego Caballo se unió a la veteranía de Álex Bergantiños, en su regreso a casa, y a Edu Expósito, para permitir un trío de exfabrilistas para afrontar el primer encuentro en el regreso a Segunda División.

La última vez que tres jugadores procedentes del filial formaron juntos en un encuentro de Liga del Deportivo fue el 23 de mayo del 2015, en el encuentro de la última jornada del campeonato de la regularidad disputado en el Camp Nou y que permitió al equipo, entonces entrenado por Víctor Sánchez del Amo, continuar una temporada más en la máxima categoría del fútbol nacional.

Pérdida de protagonismo

Fue el primer año tras el regreso del equipo a Primera División. A partir del siguiente ejercicio, ya con la marcha en el mercado invernal de Juan Domínguez, el conjunto coruñés comenzó a perder ese vínculo con el filial. La entidad deportivista empezó a realizar destacados fichajes y eso repercutió en la pérdida de protagonismo de los jugadores de la casa.

Esta campaña, con el descenso de categoría, y el regreso de Álex Bergantiños es probable que la situación vuelva a vivirse en alguna ocasión. Más allá de Edu y de Diego Caballo, que tienen ficha del primer equipo, hay jugadores como Mujaid, Pedro o May que en cualquier momento podrían dar el salto al primer equipo. Más complicado es el caso de Uxío, quien en caso de subir, ya no podría regresar al Fabril.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Blindaje para los jóvenes