Ramis quiere la pelota

El Albacete del excentral blanquiazul sale al toque desde atrás, presiona y es vertical


«El cambio de estilo es radical». Segunda temporada del veterano Néstor Susaeta en el Carlos Belmonte. La del reemplazo de Enrique Martín por Luis Miguel Ramis. De la evolución desde el fútbol de trazo grueso que sostenía el entrenador navarro, a otro no menos vertical, pero sí más elaborado, impuesto por quien fuera central del Deportivo. El nuevo míster del primer rival blanquiazul este curso ha montado un equipo de bandas potentes (las de Bela y Acuña) y presión constante; un conjunto lleno de novedades que entre tener o no tener elige la posesión de la pelota.

Durante sus duelos de mayor enjundia (victoria frente al Rayo Majadahonda, derrota ante el Elche, empate con el Levante), el Alba ha ido puliendo especialmente su medular y su frente de ataque, porque las bajas en la zaga han sido constantes. De hecho, Mathias Oliveira aún no ha podido reintegrarse al trabajo con el grupo y Chus Herrero y Gorosito, probables centrales titulares mañana (22 horas, Gol), se han perdido todas las citas de preparación. Sí han logrado rodarse el capitán Álvaro Arroyo en el lateral derecho y Fran García en el otro costado. El carrilero zurdo es una de las diez incorporaciones a coste cero llegadas al Carlos Belmonte este verano. Varios de los nuevos están llamados a un papel protagonista en los planes de Ramis. Condición en la que destacan Aleix Febas y Eugeni Valderrama. El par de futbolistas creativos cedidos por el Madrid y el Huesca, respectivamente, han tenido mucho protagonismo en los amistosos, demostrando que mezclan bien en esa especie de triángulo que monta en su medular el equipo manchego y en el que Erice suele ocuparse de la contención.

Las novedades no han alcanzado a la portería, en la que Tomeu Nadal ya estuvo entre lo más destacado de la pasada campaña y parte con ventaja sobre Caro (otro jugador a préstamo; este, propiedad del Valladolid). Ramis le exige al meta mucha más implicación en el inicio de jugada de la que tenía con Martín. El Albacete sale al toque y trata de llegar rápido a campo contrario, donde en pretemporada ha acostumbrado a apostar de inicio por un solo punta. Ahí Zozulya (nueve goles en treinta partidos en la 2017-2018) parece indiscutible, pero el regreso de Ortuño tras diez años de peregrinaje dispara la competencia y ofrece una alternativa cuando los duelos se ponen a favor del rival. Así ocurrió contra el Levante en el último choque preparatorio, y el Alba pasó del 0-2 al 2-2. Un equipo remozado e intenso; un buen test para empezar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Ramis quiere la pelota