El Deportivo juega a no perder... dinero

La reducción de gastos define las salidas en un verano de contención al fichar


Sidnei se despidió a la segunda, frustrada la operación Krasnodar. El salto de Rusia a Sevilla le ha salido por un pico al Dépor, como reconoció el jueves Tino Fernández y refrendó ayer Carmelo del Pozo: «Ha habido una pérdida de valor económico. Ha habido un valor menor». La redundancia no vino acompañada de un gesto de contrariedad porque el director deportivo se apresuró con el matiz: «Pero a nosotros la cantidad nos parece importante porque computamos el valor del traspaso y el del dinero que liberamos a efectos de esta temporada y la que viene. Sidnei era el único jugador que tenía una ficha que no disminuía con la pérdida de categoría, y para Segunda era una barbaridad. Lo importante no era solo este año sino el que viene. La operación repercute directamente en el equilibrio económico del club». En ese equilibrio está la clave de cada operación de la entidad blanquiazul, que este verano juega a no perder.

La salida del central sirve para liquidar los pagos pendientes al Benfica (alrededor de 3,5 millones) además de liberar masa salarial. Lo mismo que sucede con el préstamo de Rolan, con el que por de pronto se cubre buena parte del primer plazo de su traspaso desde el Girondins. Si el próximo verano el Leganés ejecuta la opción de compra, la ganancia rondará los tres millones de euros. Con Juanfran se volvieron a buscar tablas, ya que lo recaudado con su cesión en Butarque cubrirá lo correspondiente a la amortización del lateral este año.

Tampoco se logró un beneficio elevado con Andone. El Deportivo desembolsó un total de seis millones de euros por el rumano y recibió 6,3 del Brighton inglés. Aquí la cláusula no daba otra opción, y lo mismo sucedió en el caso de Çolak, vendido por poco más de un millón al Al Wheda. Lo percibido entre estas dos últimas operaciones y la que dio con Luisinho en el Huesca se aproxima a lo invertido en la contratación de Quique González (1,7). El resto de los nuevos han llegado gratis o prestados sin contrapartida.

Los casos de Tyton y Fayçal Fajr

Más difícil está resultando cuadrar cuentas en el caso de Guilherme, por quien se desembolsaron cuatro millones que ahora se reclaman sin éxito a cualquier postor. No hay de momento quien se acerque a la cifra y el brasileño permanece a las órdenes de Natxo González mientras sus compañeros en la lista de transferibles van dejando el club. El próximo podría ser Tyton, a quien esperan en Málaga a coste cero.

Así salió hace un año Fayçal Fajr, pero el Dépor se guardó el 50% de una futura venta, que ayer se produjo. El Getafe lo traspasó al Caen francés por una cantidad que no se ha dado a conocer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El Deportivo juega a no perder... dinero