Francis para proteger el nido

Convocado por Nigeria tras su gran curso en el Fabril, seguido por el preparador de porteros de las águilas verdes


La temporada del estreno del Lecce en la Serie A, la 85-86, tuvo como testigo a un portero de metro noventa que presenció casi todo el campeonato desde el banquillo -retonaron de inmediato a segunda, pero antes, ya descendidos, impidieron que la Roma se llevara el scudetto-. Enrico Pionetti no regresó con el equipo a la Serie B. Se marchó al Brescia para seguir siendo observador privilegiado de la máxima categoría. Diez años después de retirarse en la Salernitana, el futbolista reapareció ya convertido en afinador de arqueros al servicio de clubes italianos y franceses. En el Niza conoció a Gernot Röhr, a quien años después seguiría al Ajaccio y también hasta Nigeria cuando el técnico alemán se hizo cargo de las águilas verdes. Así fue como Pionetti volvió a su vieja función de observador. Esta vez, en una esquina de la península ibérica. «Estamos trabajando con Francis y lo hemos seguido muy de cerca este año. Nuestro entrenador de porteros estuvo un par de veces en A Coruña y en cada ocasión pasó diez días con él», desveló Röhr el sábado en la rueda de prensa posterior al encuentro de Wembley contra Inglaterra.

Gran relación con Pionetti

El veterano técnico italiano se convirtió así por unos días en visitante asiduo de Abegondo, donde se dedicó a tomar notas sobre la evolución de Francis a las órdenes de David Fernández, preparador de porteros del filial. Lo hizo a principios de marzo y repitió a finales de mayo, llegando a establecer una gran relación con el jovencísimo meta, con el que se entendía en francés a falta de vocabulario suficiente en inglés o español, los otros idiomas que domina el prometedor fabrilista.

Los apuntes recibidos convencieron al seleccionador que ha ido manteniendo al jugador perteneciente al Dépor en cada criba de la convocatoria para el Mundial. También en la última, realizada ayer, y que dejó la lista en 23 ya sin el nombre de Carl Ikeme. El arquero del Wolverhampton inglés había permanecido en nómina hasta el último minuto como reconocimiento a su dura batalla contra la leucemia. La grave enfermedad que ha reducido opciones bajo palos en la selección africana y Francis tiene muchas opciones de ser titular cuando Nigeria debute contra Croacia el 16 de junio.

Cerraría así la espectacular progresión sostenida durante todo el curso, en el debutó en Primera, se aseguró un contrato profesional con cláusula de diez millones de euros, y se estrenó también con las águilas verdes en un amistoso frente Argentina celebrado en Rusia -logró no encajar en los 45 minutos que pasó en el campo-. Regresó a Abegondo impresionado por el espectacular ambiente y emocionado con la posibilidad de disputar en gran torneo de selecciones. Cuando volvieron a convocarlo, a finales de marzo, lo celebró invitando a sus compañeros del Fabril a unos pinchos y le regaló una camiseta a David Fernández y otra a Alex Cobo. Ambas, con el 23 a la espalda; el que ha portado en cada encuentro al servicio de su combinado nacional.

Por última vez, el sábado en Wembley, donde encajó dos tantos que no restaron elogios de su entrenador: «Es tranquilo, es alto, es bueno en las salidas y sobre la línea de gol». El perfil de Francis en la libreta de Pionetti a su paso por Abegondo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Francis para proteger el nido