Una reconstrucción condicionada

Siga en Primera o no, el Deportivo dispondrá de al menos 23 jugadores con su futuro ligado al club

El Deportivo generó una plantilla de futuro. Al menos 23 de sus futbolistas tendrán contrato la próxima campaña. Con perfiles asociados a la calidad, el club firmó vínculos largos en busca de compromiso, siempre en duda cuando se habla de cesiones, y beneficios, pues se confiaba en que traspasos posteriores pudiesen generar plusvalías. Sin embargo, este cuento de la lechera se vino abajo por culpa del lastimoso rendimiento ofrecido. Con la complicadísima obligación de recortar ocho puntos en nueve jornadas, el Deportivo debe pensar ya en cómo resolverá el día siguiente al descenso y qué le conviene más para la próxima temporada: si levantar los pilares del proyecto sobre jugadores con acuerdo en vigor, o si deshacerse de una mayoría y empezar de cero. Una solución intermedia consistiría en ceder a aquellos con mercado y que le interesasen en el futuro. Lo único cierto es que en Segunda en los contratos de todos los deportivistas figura una caída en los sueldos de entre un 40 y un 60?%, que también es similar en cuanto a las cláusulas de rescisión. Estas son las expectativas que esperan a sus 32 futbolistas.

Juanfran

Pese a que tiene contrato hasta el 2021, en los últimos mercados de fichajes se había distinguido como uno de los jugadores que tenía mejor cartel de venta.

 Navarro

Cumplirá 36 años este verano y cerrará su etapa de tres temporadas en el Deportivo.

Albentosa

Tiene contrato en vigor, pero la tormentosa relación que mantiene con la grada juega totalmente en su contra.

Sidnei

El brasileño podría considerarse como uno de los deportivistas con mejor mercado para que el Deportivo ingrese una buena cantidad por su traspaso. Sin embargo, sigue sin resolverse el tema de su pasaporte español.

Luisinho

Renovó su contrato hace solo unos meses. Llegó con el Dépor en Segunda y su compromiso siempre ha estado fuera de dudas.

Valentín

Llegó como promesa de Segunda y ahí podría tener sus oportunidades como blanquiazul.

Schär

El Mundial se convertirá en un buen escaparate para recuperar la inversión en el central.

One

El fabrilista, debutante con el primer equipo, cuenta con contrato por otra campaña más.

Mosquera

El contrato del capitán coruñés es de los más altos de la plantilla y parece complicado que el club pueda sostenerlo en caso de descenso.

Edu Expósito

Esta temporada se comprometió hasta el 2022 y será jugador del primer equipo a todos los efectos.

Çolak

Tiene otro año de contrato, pero ni por su caché ni por sus minutos parece posible que siga.

Cartabia

Apuesta de futuro, firmó hasta el 2022, pero sería otro de los jugadores con mejor posible traspaso.

Borja Valle

Por carácter, contrato y experiencia, parece el jugador ideal para el nuevo proyecto.

Borges

Fiable en el Dépor, el Mundial puede aumentar su cotización y facilitarle nuevos destinos.

Guilherme

El Deportivo tratará de recuperar el máximo de la inversión que hizo el pasado verano.

Krohn-Dehli

Llegó este mes de enero con contrato hasta el 2019.

Muntari

Su suerte parece ligada a la del equipo y la de Seedorf.

Andone

En caso de descenso, la rescisión del delantero, por el que se rechazaron importantes cantidades el pasado verano, se rebaja hasta los 6 millones de euros, a los que, además, hay que restarle el 30 %, que pertenece al Córdoba.

Tres porteros tienen contrato en Segunda y Koval quedaría libre

Si hay un puesto que este año ha producido auténticos quebraderos de cabeza al Deportivo ese ha sido la portería. Y, curiosamente, es una de las demarcaciones que más condicionadas están de cara a la próxima temporada. A Tyton le queda un año de contrato, mientras que Rubén está a cinco partidos de asegurarse la continuidad una temporada más.

Tyton | 2019
Tyton | 2019

Además, el contrato de cesión de Maksym Koval recoge que, en caso de permanencia, el Deportivo se quedaría con el guardameta ucraniano.

De este modo, en el peor de los casos, el de descenso, el Deportivo tendría que quedarse, o negociar su marcha, con Tyton, Rubén Martínez, y los dos del filial: Francis y Álex Cobo, a los que les quedan varias temporadas de militancia blanquiazul.

Franzis Uzoho | 2021
Franzis Uzoho | 2021

Los dos metas del primer equipo aterrizaron en A Coruña la pasada temporada. Llegaron con la carta de libertad y, mientras el polaco suscribía un contrato de tres temporadas de duración, el de Coristanco firmó por dos, pero con la opción de prórroga automática en caso de disputar 25 encuentros. De no lesionarse, todo hace indicar que cumplirá y, por lo tanto, se habrá ganado en el campo su derecho a permanecer un año más como blanquiazul.

Sin embargo, parece claro que con el equipo en Segunda División, el que tendría todas las papeletas para ser portero con todos los derechos del primer equipo sería Francis. El nigeriano, que debutó esta temporada de la mano de Pepe Mel, volvió al Fabril una vez que Cristóbal se hizo cargo del Dépor para no regresar. Sin embargo, con un año más, y la experiencia que le está dando ser internacional con Nigeria, parece que la apuesta del año que viene, siempre y cuando se descienda sería la del joven futbolista africano.

Una difícil tesitura para Álex Bergantiños y Diego Rolan, con contrato con el Dépor

Si hay dos futbolistas que el año que viene tienen una complicada tesitura esos son Álex Bergantiños y Diego Rolan. Y es que ambos firmaron un contrato que los vinculaba al Deportivo la próxima temporada, cuando nadie imaginaba que el conjunto blanquiazul iba a descender.

En el caso del centrocampista coruñés, cuando se fue al Sporting, le quedaba solo un año de vinculación. Pero el club, en un gesto de buena voluntad, le ofreció ampliar un año más el contrato para que, en caso de no tener fortuna en el conjunto asturiano, no se quedase tirado y pudiera regresar a A Coruña con un vínculo laboral. Luego sería el momento de decidir si todavía estaba en condiciones para seguir jugando, se quería ir a otro club, o se le buscaba acomodo en el organigrama de la entidad.

Meses después, Bergantiños es titular indiscutible en un Sporting que está a solo dos puntos del ascenso directo y la cesión recoge que, en caso de ascenso, podría quedarse. Sin embargo, el presumible descenso del Deportivo puede llevar al club coruñés a replantearse la situación, ya que se le considera un futbolista muy interesante para Segunda. Él mismo reconoció esta semana que, aunque tiene la cláusula de renovación, tendrán que hablar los dos clubes y decidir.

También es curioso el caso de Rolan, que fichó por el Dépor el pasado verano, antes de irse cedido al Málaga. Aunque, de forma oficial, el préstamo lo hace el Girondins, es jugador blanquiazul y con contrato en vigor a partir de la próxima temporada, esté el equipo en Primera o en Segunda. Es posible que en caso de descenso, la entidad quiera hacer caja con su traspaso o cesión. En los casos de Róber (cedido en el Levante) y Saúl (Numancia), ambos volverán a final de temporada.

Cesiones, préstamos con opción obligatoria y acuerdos condicionados

Cada contrato del Deportivo es un mundo y con esa diferencia se planifica posteriormente el futuro de cada futbolista. Es el caso de los jugadores que llegaron con cláusulas de compra o aquellos con artículos liberadores.

Es el caso de Carles Gil, que este año milita en calidad de cedido, pero en realidad es una compra encubierta, porque tiene una cláusula de adquisición obligatoria, con lo que es futbolista blanquiazul hasta el 30 de junio del 2021. Según explicó el propio futbolista en rueda de prensa, y de forma independiente de si el Dépor sigue en Primera o baja a Segunda.

El que sí tiene condicionada su continuidad a la permanencia es Maskym Koval, que en caso de descenso regresará al Dinamo de Kiev.

Más complicado es el contrato de Eneko Bóveda. Según el mismo lateral blanquiazul afirmó, llega con «un par de cláusulas en caso de descenso y habría que ver lo que sucede si eso acaba pasando». En caso de que el Dépor bajara podría quedar incluso liberado.

Los que, casi con total seguridad, abandonarán A Coruña una vez finalizada la temporada sin visos de que puedan regresar son Lucas, Valverde, Bakkali y Adrián, que aterrizaron en la capital herculina durante el pasado verano con un contrato de cesión. Solo en el caso del asturiano se incluía la posibilidad de prórroga, pero no parece que se vaya a cumplir.

Así las cosas, no parece probable ni que sus clubes deseen que se queden, principalmente si hay descenso, ni que ellos vayan a pedirlo.

 

Votación
14 votos
Comentarios

Una reconstrucción condicionada