La deriva del holandés errante

Seedorf ya tiene los peores números como técnico del Deportivo en el último medio siglo

Seedorf
Seedorf

A Coruña

Dice la leyenda que el holandés errante es un barco fantasma, condenado a navegar para siempre sin poder tocar tierra. Su capitán, Willem van der Decken, firmó un pacto con el diablo para poder surcar los mares de forma eterna, pero cuando Dios se enteró, propició el inicio de esta maldición. Tres siglos más tarde del origen de este mito, otro neerlandés intenta llevar a buen puerto un navío fantasmal, a la deriva, sin rumbo. «Xente mariñeira», lanzaba el eslogan a comienzos de temporada. «A nosa tripulación», se destaca con cada anuncio de convocatoria. Pero lo cierto es que desde que Clarense Seedorf se ha hecho cargo del banquillo herculino, el equipo navega como alma en pena en un mar de incertidumbres. Números deplorables, sin parangón en medio siglo.

1 punto de 12

El peor arranque de un entrenador blanquiazul en 49 años

Seedorf cogió el equipo hace un mes, tras la devastadora imagen mostrada en Anoeta (5-0). «Si tuviera que definir a Clarence con una palabra diría liderazgo. Este equipo necesita reforzar y mejorar en el carisma. Por eso solo nos planteamos contar con candidatos que fuesen líderes», explicaba el presidente Tino Fernández a su llegada. El neerlandés agitó la coctelera, cambió todas las rutinas de entrenamiento, se rodeó de un equipo de trabajo de 17 miembros y apostó por la intensidad. «Quiero once Andones», dijo. Pero la realidad es que el cóctel ha salido sin burbujas. Ni efecto gaseosa ni nada que se le parezca. El equipo solo ha sumado 1 punto de 12 posibles. Perdió contra el Alavés (1-0) y el Getafe (3-0), a domicilio, y con el Betis (0-1), en Riazor. Solo logró rascar un punto contra un Espanyol (0-0) que deja mucho que desear lejos de Cornellà-El Prat. Solo hay 3 entrenadores en toda la historia del Dépor con peores números de partida: Juan Ochoa (64-65), Orizaola (66-67) y Cheché Martín (68-69).

0 goles

Desde 1969, el Deportivo no enlazaba cinco jornadas sin marcar

En un club por el que han pasado Veloso, Luis Suárez, Pahíño, Amancio o, más recientemente, Bebeto, Diego Tristán o Makaay, el gol rara vez ha sido un problema. Ni siquiera este deleznable curso lo estaba siendo, con 24 tantos anotados en las primeras 21 jornadas (números de media tabla), pero el Dépor no ha marcado desde que Seedorf es el entrenador. 496 minutos sin ver puerta (los 4 partidos del exmadridista y el último encuentro y medio con Cristóbal Parralo). Hay que remontarse a 1969 para encontrarse una sequía en cinco jornadas seguidas. El récord de minutos, no obstante, data de la campaña 96-97, cuando pasaron 498 minutos, entre los tantos de Renaldo en la jornada 37 y de Beguiristain en la 42.

A dos partidos de batir un récord histórico de la Liga

 

Y no solo es que haya que buscar medio siglo hacia atrás para encontrar un Dépor tan negado hacia la meta contraria. Seedorf también puede batir un récord histórico de la Liga. Hasta la fecha, solo hay otros 3 entrenadores que debutaron en Primera sin marcar en las 4 primeras jornadas: José Augusto Pinto, con el Logroñés, en la campaña 94-95; Rafa Benítez, con el Valladolid, en la 95-96; y Zubeldía, con el Alavés, en la actual. Zubeldía fue despedido tras ese cuarto partido, Benítez terminó su racha a la quinta jornada (aunque no acabó la temporada) y Pinto llegó hasta las seis sin marcar (destituido al octavo partido).

solo 8 tiros a puerta

Apenas lanza entre palos

 

Aunque Seedorf no se cansa de repetir que no está nervioso, que «solo lo estaría si el equipo no generara ocasiones», los números son fríos, no mienten, y desmantelan su teoría. Con él como entrenador, el Dépor solo ha tirado 8 veces entre palos: 0 contra el Alavés, 2 ante el Betis, 5 frente al Espanyol (uno de ellos, el penalti marrado por Lucas Pérez) y solo 1 contra el Getafe (en el minuto 80, Luisinho, con el partido perdido). Mel había logrado que el equipo realizara 43 disparos a puerta en 9 duelos (más del doble que Seedorf); y Parralo 40 en 13 (una media superior a 3 por encuentro). Y el calendario del neerlandés ha sido más favorable. Con él, se promedia un tiro entre palos cada 45 minutos.

  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

La deriva del holandés errante