Una decisión de 200 millones

El conflicto entre Florentino Pérez y Cristiano, que pide el sueldo de Messi, se someterá a un plebiscito el domingo en el partido frente al Deportivo


redacción / la voz

Cristiano Ronaldo ha desatado un órdago de 200 millones de euros sobre el Madrid. La decisión de reclamar un aumento de sueldo que equipare su contrato con los de Messi y Neymar abre un debate de impredecibles consecuencias, justo cuando el Deportivo visitará el Bernabéu el domingo (16.15 horas, beIN laLiga), en lo que se convertirá en un juicio masivo a la última pataleta del portugués.

A la crisis del club blanco, clasificado a 19 puntos del Barça y que prácticamente ha dicho adiós al campeonato, se le añade ahora la reclamación de su gran estrella, de 33 años, quien desea pasar de los 21 millones netos por temporada que había firmado hace poco más de un año, a los 40 fijos y limpios que Messi se aseguró el pasado diciembre por las cinco próximas temporadas. «No es una cuestión de dinero, sino de estatus», argumenta a sus allegados en declaraciones que le atribuye el diario El Mundo.

Si el Madrid accede a sus deseos, durante los tres próximos cursos que tiene firmados hasta el 2021 el portugués recibirá un montante de 120 millones de euros netos. Pero la operación en marcha no se detiene ahí, pues a estas cantidades aún habría que añadir los al menos 80 millones que el club blanco aspiraría a recibir en un hipotético traspaso de su referente durante las nueve últimas campañas.

Investigado por Hacienda

El debate planteado por el crac coincide con su peor momento deportivo desde que milita en el Madrid. Después de un dorado 2017, apenas ha marcado 4 goles en Liga (Messi lleva 17) y asegura que no se siente valorado ni querido. En el trasfondo de su estado de ánimo y de su reclamación figura la investigación por la que se le acusa de un presunto fraude fiscal de 14,7 millones de euros. Cristiano pretende que el Madrid abone el dinero supuestamente defraudado y la multa que se le pueda imponer, que rondaría los 30 millones de euros. Otra vez está en la mente del portugués el apoyo explícito e inquebrantable que el Barça brindó a Messi respecto a sus problemas con Hacienda. El argentino exigió una prima de fichaje de 100 millones de euros brutos (20 anuales) para recuperar lo que pagó a Hacienda.

Ronaldo también estaría contrariado por las largas que está recibiendo del club para renovarle, pese a que Florentino Pérez le había prometido mejorarle el sueldo tras los dos goles anotados en la final de la Champions contra el Juventus. Sin embargo, al Madrid ya le encaja la salida de Cristiano y, según publicó Récord, ya habría dado órdenes a Jorge Mendes para que busque equipos a su representado. Ronaldo podría satisfacer rápidamente sus deseos económicos en el emergente fútbol chino, aunque su prioridad sería regresar al Manchester United.

El diario portugués recuerda también que Cristiano se siente molesto porque Pérez no oculta su deseo de fichar a Neymar para sucederle. El brasileño cobra más de 30 millones de euros netos por curso después de protagonizar el traspaso más caro del fútbol, cuando pasó del Barça al PSG por 222 millones de euros.

Zidane: «No me imagino un Madrid sin él. Está en su club, donde debe estar»

El entrenador del Madrid lanzó ayer un nuevo recado a Florentino Pérez. Zidane desmintió los rumores sobre el interés del club por traspasar a Cristiano Ronaldo y aseguró que «todos quieren» al astro. «No me imagino un Madrid sin Cristiano. Está en su club, donde debe estar. El club, la afición, todo el mundo le quiere. Siempre digo lo mismo de Cristiano. No veo a un Madrid sin él. Lo que me interesa es la parte deportiva. Como siempre, en un momento difícil, él está ahí», manifestó el francés, quien añade así otra muesca a su lista de desencuentros con el club. En esta ya figuran sus quejas por la pérdida de potencial de la plantilla, tras la salida de figuras como James y Morata, y la llegada de jóvenes promesas como Ceballos o Theo; así como su negativa al fichaje del portero Kepa en este mercado de invierno.

Aún acerca de la estrella portuguesa, Zidane insistió en que a él solo le interesa el rendimiento deportivo que el delantero ofrezca: «Yo no quiero hablar de eso, del contrato y esas cosas. Cristiano es mayor para hacerlo. Es con el club con el que tiene que hablar de eso. Lo que yo hablo de Cristiano es sobre el campo, y es lo que hago. Lo de fuera lo gestiona él y ahí no me meto», precisó. Y añadió: «No estoy preocupado. Sabemos que se puede hablar y discutir fuera, pero dentro lo que tiene que hacer Cristiano es pensar en jugar, como siempre ha hecho».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Una decisión de 200 millones