Cristóbal pierde otro intocable

Guilherme, titular en las doce jornadas, no jugará por sanción frente al Athletic


a coruña / la voz

Hasta que llegó Cristóbal no había manera de extraer un once fijo de los partidos disputados por el Dépor. Hasta nueve combinaciones distintas empleó Pepe Mel sin encontrar la buena. Con el relevo en el banquillo se adivinó cierta estabilidad en las alineaciones. El actual míster blanquiazul decidió rotar lo justo y ni siquiera en Copa del Rey retocó demasiado la que sería su fórmula habitual. Un once que iría de Juanfran a Lucas, contando de derecha a izquierda y de abajo a arriba. Lo sostuvo durante dos jornadas, pero a partir de ahí, ha empezado a perder piezas. En Málaga se cayó uno de los intocables, miembro del trío que había resistido las dudas de Mel y la revisión de Parralo. Juanfran no viajó a La Rosaleda, aquejado de problemas físicos, y el técnico tuvo que encontrar relevo para el único futbolista del plantel que (hasta la lesión frente al Atlético) no se había perdido un minuto. En cuanto a tiempo de juego acumulado, Guilherme y Luisinho le seguían en la lista. Ninguno de los dos podrá actuar en la visita del Athletic el próximo domingo.

El portugués ya se había ausentado durante los primeros minutos de la cita con el Betis y los últimos de la mantenida con los colchoneros. Ahora cumplirá ciclo en diferido. Contra los del Cholo vio una amarilla detectada como la quinta del curso en todas las bases de datos, ajenas a que se le había retirado una, recibida ante el Espanyol (el colegiado lo equivocó con Arribas). Frente al Málaga vio la buena, casi al final del duelo. Antes se la había llevado Guilherme, que resistía inamovible en el once y se había convertido en referencia: es por mucho el más participativo en el juego de los coruñeses. La cantidad, además, no ha mermado la calidad: el brasileño es también el que distribuye con más acierto en todo el plantel (85,5% de eficacia en el pase).

Los más de cuatro millones de euros que desembolsó el Deportivo para hacerse con la ficha del centrocampista se están amortizando a base de minutos. Es el hombre de enlace entre la zaga, Borges y Valverde, a quienes Cristóbal acostumbra a ubicar escalonados.

En ese trivote a plazos ingresó el pasado domingo Mosquera, sustituto de Cartabia, obligando al otro Fede, el uruguayo, a desplazarse a la banda. No estuvo cómodo en ese puesto el coruñés, que ha dejado sus mejores minutos como blanquiazul en la plaza que ahora ocupa precisamente Guilherme. Frente al Athletic tendrá la oportunidad de reivindicarse en él, aunque antes debe ganarle el pulso a Expósito.

Cartabia resiste, pese a sus problemas físicos

El único futbolista de la plantilla en condiciones de mantenerse irreemplazable en el once es Fede Cartabia. El argentino acompañaba hace dos jornadas a Juanfran y Guilherme como trío de jugadores que habían saltado de inicio en todos los duelos disputados por el Dépor. La sanción del centrocampista y la lesión del lateral lo han dejado solo. No se le adivina tampoco un sustituto por el momento. Entre los dos especialistas que le podrían discutir el puesto, uno (Bruno Gama) ha ofrecido un pobre rendimiento, y el otro (Carles Gil) da los últimos pasos en el proceso de recuperación de una pubalgia.

La continuidad ha tenido buen efecto en el extremo llegado desde el Valencia, convertido en uno de los jugadores más destacados en el arranque de campeonato. Al mismo tiempo, ha deparado una exigencia física que Cartabia está pagando en forma de molestias. Alertó sobre ellas Mel y las ha pagado Cristóbal, que tuvo que retirar al argentino frente al Málaga.

También acabó antes de tiempo su concurso en La Rosaleda un Sidnei que espera estar recuperado para recibir al Athletic.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Cristóbal pierde otro intocable